viernes, 18 de octubre de 2019

FWR- CURSO DE PSICOANALISIS Y ORGONOMIA


Con energías renovadas, ilusión y compromiso, ya tenemos preparado el inicio del V Curso de Psicoanálisis y Orgonomía en La Fundación Wilhelm Reich en Creixell-Girona

Inicio: Domingo dia 27 de Octubre , de 10:30h a 19:00h, compartiendo la comida. El curso se realiza en los espacios de la Fundación Wilhelm Reich. Podéis informaros en el tel: 972 50 62 91.

Saludos y hasta pronto


V CURSO DE PSICOANÁLISIS Y ORGONOMÍA. 


El modelo de  aprendizaje que utilizamos, es un modelo innovador que tiene sus raíces en el Group Analisis y la Tavistock Clinic, un aprendizaje  basado en la experiencia: en, con y a través del grupo. El aprendizaje es dinámico y plástico, y el modelo de grupo es el de grupo abierto.

El trabajo realizado hasta ahora contempla en el campo psicoanalítico: las Tópicas de Freud, Tests de proyección identificativa, la interpretación de los sueños…así como las controversias actuales que suscitan algunos aspectos del psicoanálisis.

Dentro del campo de la Orgonomia: El análisis del carácter, la energía orgónica y el cambio climático, los estados emocionales de la atmosfera, Indice de DOR, el test sanguíneo de Reich.

Los aspectos que hemos ido trabajando, son revisados y actualizados con las nuevas vivencias y experiencias de los y las participantes  a lo largo del curso. También con la proyección de material audio visual y su comentario.


Las Estructuras de Carácter

El Psicoanálisis Relacional

Las Corazas del Cuerpo



miércoles, 2 de octubre de 2019

FUNCIONES ORGONOTICAS EN EL CICLO "SOLUNAR" ( I I I )

Con esta entrada queda completado el artículo publicado en el blog los días 11 de septiembre y 22 de septiembre de 2019 y que es  de traducción del articulo original en francés que se publicó en la revista de Sciences Orgonomiques el año 1988. 3r Année nº 11.  Fonctions orgonotiques dans le cycle "solunare" .


( Continuación)




Sciences Orgonomiques 3r Anné nº 11 -1988

Funciones orgonoticas en el ciclo “solunar”



Drs. R.Blasband, M.Ganz, Ch.Konia





Discusión

El pequeño número de ratones utilizados en este experimento no permite conclusiones estadísticamente significativas, pero discernimos algunas tendencias.

1)      Sólo los ratones tratados durante el periodo solunar mostraban una inhibición precoz del crecimiento del tumor. Esto puede ser debido a un retraso en la asimilación del injerto tumoral por el anfitrión, o una supresión precoz de  del crecimiento tumoral, una vez el injerto asimilado. En los dos casos, esto indica un aumento de la resistencia del anfitrión a la asimilación del material tumoral.

2)      Los ratones tratados fuera del periodo solunar tenían la tasa de crecimiento tumoral más rápida de los tres grupos. Tenían también la duración de la vida  más corta, sin duda a causa de los efectos tóxicos de los productos liberados por la autolisis masiva de los tumores.

La diferencia en el funcionamiento del ORAC durante y entre los periodos solunares puede ser explicada muy simplemente por la diferencia de cantidad de excitación durante las fases solunares. Durante el periodo solunar, la excitación en el campo de orgón planetario y en el ORAC está a su máximo. Durante los periodos no solunares; el orgón atmosférico esta relativamente más tranquilo; la excitación y el aumento de carga en el ORAC son más elevados que en la atmósfera circundante, pero menos intensas que en los periodos solunares.

Según nosotros, cuando la excitación y la carga orgonótica son intensas, el sistema inmunitario de los ratones es estimulado de manera que los injertos tumorales son experimentados como cuerpos extraños y los resistirá.

 Esto provoca un retraso en la asimilación del injerto tumoral, lo que corresponde a pequeños tamaños de tumor observados al principio de la experiencia. Por el contrario, cuando la carga orgonótica en el ORAC es menos fuerte- como la aquella de entre dos  periodos solunares- se obtiene resultados completamente diferentes. En general, los ratones fuertemente consanguíneos utilizados en estas experiencias asimilan el injerto tumoral y rara vez lo rechazan. Si la carga orgonótica sólo esta débilmente intensificada, los mecanismos inmunitarios no son evidentemente estimulados y la carga acelera la tendencia natural de los ratones a asimilar el transplante y a favorecer el crecimiento. Esto, claro, tiene por resultado el desarrollo rápido de tumores anormalmente grandes. Incluso en los ratones solunares una vez que la asimilación se ha completado, la carga orgonótica suplementaria no sirve sino para acelerar el crecimiento del tumor. Resultados parecidos con los trasplantes tumorales fueron notados durante una experiencia anterior (8)

Esta experiencia difiere de las experiencias de Reich en los puntos siguientes:

1)      Hemos sincronizado el ORAC con las tablas solunares

2)      Reich utilizó ratones que tenían tumores espontáneos encontró un inhibición constante del ORAC sobre el tumor para toda la vida

3)      Los ratones utilizados en nuestra experiencia tenían tumores trasplantados con una tendencia a desarrollarse muy rápido y en grandes proporciones, durante toda su vida. Tan lógica como nos parece esta explicación, no debería ser considerada como definitiva. Sólo conocemos demasiado poco sobre los procesos de base concernientes. En realidad puede haber una diferencia cualitativa en el funcionamiento ergonómico durante las diferentes fases solunares. Igualmente, la naturaleza especifica del estimulo  desencadenando del sol y la luna queda desconocida. ( Esto probablemente tiene una relación con las fuerza orgonóticas que participan en la gravitación)


Resumen
Hemos emitido la hipótesis que el ciclo solunar está ligado a los cambios de excitación del océano de orgón terrestre. Hemos testado esto sobre tres grupos de ratones teniendo tumores trasplantados y hemos comparado su aspecto, las diferencias de desintegración biónica de sus glóbulos rojos y el crecimiento tumoral. Un grupo fue tratado durante los periodos solunares, otro entre periodos, y el tercero no fue tratado.
Los resultados obtenidos tienden a confirmar nuestra hipótesis. Investigaciones más profundas concernientes al ciclo solunar están ya en curso. Comprenden estudios parecidos a este pero con un mayor numero de ratones teniendo solamente tumores espontáneos y utilizando una variedad de parámetros orgonómicos puramente físicos unidos a las diferentes fases solunares.


1. Agradecemos a la Dra. Barbara Koopman de habernos informado sobre la existencia de los ciclos solunares y por habernos sugerido la utilización sincronizada del ORAC con sus ciclos.









domingo, 22 de septiembre de 2019

FUNCIONES ORGONOTICAS EN EL CICLO "SOLUNAR" ( I I )

Esta es la continuación de la entrada editada en el blog el dia 11 de septiembre de 2019 y que es  de traducción del articulo original en francés que se publicó en la revista de Sciences Orgonomiques el año 1988. 3r Année nº 11.  Fonctions orgonotiques dans le cycle "solunare" .


( Continuación)




Sciences Orgonomiques 3r Anné nº 11 -1988

Funciones orgonoticas en el ciclo “solunar”



Drs. R.Blasband, M.Ganz, Ch.Konia



Método

Injertamos a treinta y ocho ratones de cepa C3H/HeJ un tumor mamario C3HBA, el 4 de abril de 1974. Catorce de ellos servían de testigos; doce fueron tratados por un ORAC de la medida de un ratón durante los periodos solunares (principales o secundarios), y doce fueron tratados por el mismo ORAC entre los periodos solunares. 

Los ratones estaban tratados cotidianamente cuando la atmósfera estaba fresca y libre de DOR. Cada tratamiento duraba cuarenta y cinco minutos. Por comodidad cada grupo estaba dividido en dos y la experiencia se llevaba a cabo en dos laboratorios separados- A y B- a una treintena de kilómetros uno del otro. En el laboratorio A los ORAC estaban hechos de diez capas superpuestas de hojas de acero y plástico; en el laboratorio B, de diez capas alternas de hojas de acero y tejido (nylon/lana). La talla y el peso e los tumores eran medidos cada semana. El test hemático de REICH era efectuado a intervalos regulares.


Resultados

Los resultados obtenidos en el laboratorio B están presentados en la figura 3. La talla mediana del tumor en milímetros cuadrados está anotada sobre el eje de ordenadas y el tiempo en semanas en de  las abscisas. Tres elementos son interesantes de subrayar.

Alrededor de cuatro semanas después del trasplante, la talla mediana del tumor en el grupo “solunar” era de 71 mm2 ; el del grupo no solunar era de 133 mm2 ; el del grupo testigo era de 118 mm2 . Convertido en porcentajes, eso significa que la talla del tumor del grupo solunar estaba alrededor de un 40% más pequeño que el de los testigos y un 50% más pequeño que el grupo no solunar. Una proporción idéntica se encontró en los grupos del laboratorio a la 6ª semana.




En este momento, los grupos solunares parecían en mejor estado que los ratones de los otros grupos. Su pelaje era liso y brillante comparado con las pieles rizadas y apagadas de los testigos, parecían más vivos y alerta. Los ratones del grupo no solunar, a pesar de tener los tumores más grandes, parecían en mejor estado que los testigos, pero no tan bien como los ratones solunares.

Un test hemático de Reich confirmó nuestras impresiones subjetivas. Después de diez minutos de observación al microscopio, 85% de los glóbulos rojos de los ratones-testigo no tratados se desintegraban en biones, contra 55% en cada uno de los grupos tratados. Entre estos últimos, los biones en la sangre de los ratones solunares eran visiblemente más grandes y más fuertemente cargados que los de los ratones no solunares.

El segundo elemento a notar es el aumento muy rápido del crecimiento del tumor en los ratones “solunares” (alrededor de cuatro semanas, en los grupos del laboratorio B; alrededor de seis semanas en el laboratorio A).  El tamaño de los tumores de los ratones “solunares” del grupo tratado alcanzó muy rápido el de los ratones-testigo. A partir de este momento, el desarrollo de los tumores permaneció idéntico en los tres grupos.

El tercer elemento a notar es el crecimiento del tumor en los ratones “no solunares”. En primer lugar idéntico al de los testigos, los superó bien rápido, sobre todo en el grupo A.

También la tasa de crecimiento de los tumores que el aspecto de los ratones solunares y de los ratones-testigos del laboratorio A eran parecidos a los encontrados en los grupos del laboratorio B; mientras que la tasa de crecimiento del tumor de los ratones no solunares era relativamente más elevado (Cf.Fig.4)








( Continúa...)