lunes, 22 de julio de 2019

MAS MORATO DE CREIXELL. Un Jardín Terapéutico (3 )

Aquí tenéis una nueva entrada referida al Jardín Terapéutico que amplía la información sobre este tema del que ya hemos ido hablando en entradas anteriores que hemos ido publicando en el blog. Este nuevo artículo ha sido publicado por el Dr. Carles Frigola en la revista GiroSalut & BarnaSalut en el nº GS58-BS13






Mas Morató de Creixell DR. Carles Frigola


Una década de experiencias terapéuticas


Los jardines terapéuticos están diseñados para proveer experiencias somato-sensoriales que incrementen los niveles de funcionalidad y bienestar de las personas.

Es bien conocido que las personas comprometidas con la jardinería o con el mantenimiento rutinario de un jardín tienden a mejorar y reforzar las habilidades que ya tienen, así como formar y renovar habilidades físicas y mentales perdidas. Esto se consigue a través de la participación en actividades, bien de forma solitaria o bien en grupos y que pueden ser espontaneas o a través de trabajos terapéuticos ya programados como la arte-terapia o la horticultura.

Los jardines restaurativos normalmente están diseñados para personas con necesidades especiales, teniendo en cuenta  la edad, las habilidades físicas y cognitivas de los usuarios y su potencial para mejorar y recuperarse de las enfermedades o incapacidades.

Estos son los factores que influyen en la necesidad de un paisajismo apropiado.
Estas necesidades mentales, físicas y psicológicas han e ser encontradas en el jardín.

Principios terapéuticos para los jardines de rehabilitación:

Estos jardines han de ser un lugar muy seguro, tanto física como psicológicamente y han de estar provistos de tres niveles de compromiso terapéutico, a) programar unas actividades y disponer de un lugar físico para para hacerlas, b) crear oportunidades terapéuticas para los pacientes y c) el cumplimiento de las diferentes tareas que se organicen durante el día.

a      1)Desarrollo de las habilidades físicas, como pasear, recoger hojas, segar el césped, regar, podar, cortar flores, etc.…así como poder experimentar con el aprendizaje de todas las tareas con las herramientas que se utilizan: rastrillos, palas, azadas, cestos o simplemente con un bastón para pasear por diferentes niveles del suelo. Participar en la exploración somato-sensorial en todos los trabajos y con todos los utensilios y herramientas apropiadas para cada tarea especifica.

El simple acto de agacharse, arrodillarse en la hierba para recoger una flor, levantarse de nuevo, es en sí mismo un acto creativo, así como el placer de realizar tareas en las que utilizaremos tanto el cuerpo como la mente, la integración. Por otra parte, el trabajo en grupo comentando con los otros lo que estamos haciendo, y por ultimo el placer y la recompensa de recoger flores, hierbas, arbustos y vegetales.


2   2)Oportunidades de relacionarse física y emocionalmente con todo lo que representa el cuidado de un jardín que está vivo. La experiencia única de cuidar y nutrir a un ser vivo que responde y que nos da la noción de que la naturaleza está viva y que crece constantemente delante de nuestros ojos. En el jardín tenemos la posibilidad de ejercitar la responsabilidad de cuidar y la oportunidad de poder recuperar algunas de las habilidades y la identidad que hayamos podido perder. Por ultimo nos sirva para mejorar la memoria, como el hecho de recordar el nombre de las plantas, de las flores de los lugares en donde se encuentran, de explorar los límites de un lugar ya conocido, de descubrir nuevos rincones aún inexplorados y que existen en el jardín, o de participar en algo creativo en grupo, como una cosa lúdica y emocional, así como recibir el soporte y apoyo de los demás por los que empezamos a conocer y a interactuar en un jardín terapéutico.

         3)Cumplimiento de tareas. Cumplir las metas que nos hemos propuesto durante el día sin tensiones, agobios o exigencias hacia nosotros mismos. Incrementar progresivamente el crecimiento físico y psicológico desde el primer día en que participamos activamente en el jardín terapéutico, así como pensar como podemos mejorar y cuidarlo aún mejor con todos sus componentes. Cuidar de un jardín y todos los seres vivos que hay es lo que nos da confianza y sentimientos de valía, esto favorece una relación física y mental a través del trabajo.

Los que dirigen un jardín terapéutico han de saber organizar y programar las actividades para nuevos pacientes e introducirlos en la horticultura y en todas las tareas que comprenden el hecho de cuidarlo.

También los pueden acompañar pacientes ya veteranos que conozcan estas tareas. La gran profusión de plantas que hay en el jardín y las interrelaciones persona-planta, sirven para integrar i enfatizar las cualidades sensoriales a través de las prácticas de horticultura con todas sus herramientas, dando también la sensación de estar conectado con la naturaleza y con un sentimiento de seguridad.

Resumiendo diremos que los jardines terapéuticos son lugares únicos que promueven la independencia, reducen el estrés físico, mental y emocional y hacen que uno se sienta en un lugar especial, y sobre todo que puede realizar actividades a su manera, sin presiones de ninguna clase y con paz interior.



Dr. Carles Frigola,

Psiquiatra y psicoanalista. Medico Orgonomista. Premio Pascual Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Girona.

Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonomica de Creixell (Borrassà) Telf. 972 506 291.

Para más información sobre este y otros temas, así como sobre el alojamiento terapéutico y los trabajos en grupo que se realizan en el Mas Morató, podéis consultar:

Facebook:
Fundació Wilhelm Reich



lunes, 1 de julio de 2019

LA FUNCIÓN DE LA IDEOLOGÍA SOCIOPOLÍTICA ( IV )


Con esta entrada completamos la traducción del artículo del Dr. Charles Konia, psiquiatra y médico orgonomista, sobre la Función de la Ideología Sociopolítica. Este artículo fue publicado en el Journal of Orgonomy. Vol.34 nº2. Fall/Winter 2001 (La primera parte de esta traducción la editamos en el blog el día 11.06.19 , la segunda parte el día 18.06.19 y la tercera el día 29.06.19)

(.   .   .)

Desde un punto de vista funcional, el pensamiento conservador y  el de la nueva izquierda no son tan absolutos como se cree comúnmente, pero obtienen importancia de su relación con la estructura social y económica existente. La adherencia hacia una actitud social positiva para la vida, ya sea de la nueva izquierda o conservadora, depende de la pregunta crítica: ¿En qué medida hace una estructura social particular preserva mejor las condiciones para una vida desarmada en una sociedad dada? Ya que es característico de todas las sociedades armadas que las civilizaciones emerjan y desaparezcan, es generalmente racional en el caso de las democracias formales adherirse a actitudes de la nueva izquierda durante periodos de crecimiento social y de ascendencia y actitudes conservadoras durante los periodos de decadencia social. Esas actitudes no son necesariamente ideológicas. En el caso del fascismo o comunismo (es decir, totalitarismo) el estado desde el conservadurismo serviría a la función de mantener la represión social, la nueva izquierda, el cual siempre busca cambiar o destruir el orden social existente, cualquiera que sea este tiene un cierto grado de racionalidad (a pesar de que no pueda proporcionar soluciones sociales reales y definitivas). Los movimientos sociales democráticos del siglo XIX Europeos, el movimiento de resistencia contra los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial,  y el Secretario General Gorvachev socavando el comunismo soviético  sirven como ejemplos.

En una democracia formal establecida, por otra parte, el conservadurismo preserva cualquier grado de libertad  que las personas puedan tolerar en el existente orden social, mientras que la nueva izquierda, sin rumbo busca cada vez más grados de “libertad” y cambio, en última instancia provoca la polarización social y una reacción de represión para prevenir la destrucción del orden social6. Esto es lo que está ocurriendo hoy en día en América.

La ignorancia de estos factores y la adherencia rígida a una particular ideología política sin tener en cuenta las condiciones sociales puede tener consecuencias desastrosas. Por ejemplo en parte debido al Holocausto Nazi, en parte porque se identifican con el sometimiento, muchos Judíos Americanos erróneamente del lado del movimiento izquierdista  aunque  ellos puedan ser caracterológicamente conservadores, como si la forma de la democracia en la América contemporánea no fuera diferente de la sociedad Alemana de 1930. Trágicamente, en su dogmático soporte al nuevo izquierdismo están en realidad ayudando a llevar a cabo lo que más temen: la destrucción social, la anarquía y el racismo.

La rígida adherencia ya sea pensamiento de la nueva izquierda o conservador, tan típica de los humanos armados, elude la aproximación a los problemas sociales de una forma funcional y, por lo tanto, fracasa en abordar la esencial, principal preocupación de preservar la vida desarmada. Esta tarea crítica no se puede avanzar sin hacer la crucial distinción entre las capas primaria y secundaria de la estructura bioemocional humana. Una importante característica del pensamiento sociológico funcional se centra en el efecto de una actividad  o política social determinada y no en su valor intrínseco. En consecuencia, los conservadores son capaces de pensar funcionalmente cuando perciben el destructivo efecto de programas sociales de la nueva izquierda. Sin embargo, su pensamiento es rígido y unilateral cuando ignoran los problemas sociales que demandan atención. De forma similar, la nueva izquierda reconoce la existencia de los problemas sociales pero es incapaz de actuar racionalmente a causa de su incapacidad de hacer contacto con las profundidades biológicas a partir de las cuales se originan estos problemas. Desde que están armados, ambos nueva izquierda y conservadores piensan en una forma rígida y moralista. Por ejemplo, la nueva izquierda se opone con vehemencia a la dictadura de la derecha pero están ciegos a la dictadura de la izquierda y los conservadores hacen lo contrario. Un ejemplo de ello, durante la década de 1930 muchos en la derecha no reconocieron la amenaza planteada por Hitler. Ambas formas de pensamiento son incapaces de esclarecer los procesos sociales que dan lugar, en primer lugar, a la dictadura a ambos lados del espectro político.

La relación de la Ideología Sociopolítica y la Plaga Emocional

El comportamiento de la plaga emocional su forma crónica es típico del carácter de la plaga emocional. Desde que la plaga emocional es alimentada por la frustración genital y los impulsos de la destructiva capa secundaria, ésta puede surgir en forma aguda en cualquier persona.
¿Cuándo es la ideología sociopolítica una manifestación de la plaga emocional? Reich define la plaga emocional como “ese comportamiento humano que, en base a una estructura de carácter biopática, se hace sentir en lo interpersonal, esto es, en las relaciones sociales y que se organiza en las correspondientes instituciones sociales.” Entre algunas áreas relevantes para nuestra discusión están los partidos políticos, lucha pasiva o activa por la autoridad, el moralismo,  la tolerancia masoquista de la crianza sádica y la rebelión criminal contra ella, la burocracia autoritaria, la antisocial criminalidad, la pornografía, la especulación y el odio racial.

 Reich enfatiza que no seria correcto equiparar la actividad de la plaga emocional con la “reacción política” o incluso con los principios e los políticos en general. Haciendo esta distinción, el alude a la diferencia entre el racional y apropiado comportamiento social o político expresado desde el centro biológico y el comportamiento de la plaga emocional que se origina en el nivel secundario. El comportamiento político racional  se ocupa e la administración del estado. Su función es preservar lo que exista de la vida sana en la sociedad armada, a expensas de algún individuo, grupo o institución que atenta con destruirla. El comportamiento e la plaga emocional es exactamente lo opuesto. Es un intento por un individuo, grupo o institución de causar estragos en la gobernanza racional y arruinar o destruir la vida de los otros a través de la actividad social destructiva. Es este aspecto de la ideología sociopolítica que es una expresión de la plaga emocional.

 Es típico de los humanos armados remplazar sin pensar una forma de la actitud social destructiva de la izquierda o de la derecha con exactamente lo contrario tan pronto como ocurre una crisis social.  Como un ejemplo de comportamiento mecanicomístico, es una respuesta necia frente a los problemas sociales no a la perturbación bioemocional de los individuos armados. Así es que la sociedad permisiva de hoy ha evolucionado a una “solución” a la sociedad autoritaria del pasado, y otra forma de una sociedad autoritaria será la “solución” a nuestro antiautoritario sistema.

Ambos el viejo autoritarismo sádico y el masoquista-permisivo anti-autoritarismo del presente obtienen su enorme fuente de energía de la frustración genital de las masas de la humanidad. Ya que no hay una comprensión de  las razones racionales que requieren un orden social autoritario en primer lugar, sus elementos sexo-negativos destructivos nunca pueden ser hablados. En cambio, la tolerancia masoquista al comportamiento social destructivo por ciertos individuos  y grupos- traficantes de libertad activistas “progresistas” y “líderes” de minorías- favorecidos por la izquierda política han reemplazado la expresión del sadismo abierto del pasado orden social autoritario. La manifestación predominante del comportamiento de la plaga emocional en la presente anti-autoritaria sociedad es la pasiva, indefensa, masoquista tolerancia por las masas de los sádicos impulsos del nivel secundario de los otros. Tomados en conjunto, los dos fomentan un comportamiento más destructivo y garantizan la continuidad del sufrimiento de la humanidad.



6 la nueva izquierda moderna es esencialmente proactivo Da la apariencia, especialmente a las masas políticamente ingenuas, da la sensación que es “para” la mejora de la humanidad cuando, en realidad, está únicamente interesada en ejercer el control político sobre las personas. En contraste, aquellos en la derecha son esencialmente reactivos en general y a los programas de la izquierda en particular. Son desafortunadamente percibidos por las crédulas masas como estando “contra” la mejora social. Esto  visión perversamente distorsionada de la derecha y la izquierda es promovida por los medios de comunicación dominados por la nueva izquierda.





Referencias

1. Reich,W. The Mass Psychology of Fascism . New York: Orgone Institute Press, 1946
2.Reich,W. The Murder of Christ. Rangely, Maine.Orgone Institute Press, 1953


sábado, 29 de junio de 2019

LA FUNCIÓN DE LA IDEOLOGÍA SOCIOPOLÍTICA ( III )


Continuamos la traducción del artículo del Dr. Charles Konia, psiquiatra y médico orgonomista, sobre la Función de la Ideología Sociopolítica. Este artículo fue publicado en el Journal of Orgonomy. Vol.34 nº2.Fall/Winter 2001 (La primera parte de esta traducción la editamos en el blog el día 11.06.19 y la segunda parte el día 18.06.19)

(. . .)

El efecto del pensamiento racional es fragmentar la sociedad. La manera en la cual la sociedad está fragmentada es un reflejo de la estructura de carácter de aquellos en lados opuestos del espectro sociopolítico. Mientras aquellos en la izquierda fragmentan los grupos sociales con la vista de reducir a todo el mundo al mismo nivel, aquellos en la derecha hacen esto en una forma que abiertamente seleccionan algunos grupos sobre otros. Como reacción a al tendencia de los humanos acorazados de astillar la sociedad, los místicos, a través de la religión, intentan unificar la humanidad en base a ideas y principios que no tienen bases en la realidad. Las funciones biológicas comunes que unen los pueblos de diferentes razas, culturas y naciones en una sociedad humana única son consistentemente pasadas por alto.

El pensamiento racional basado en percepciones precisas de la realidad es productivo. Cuando un impulso central racional da lugar a una idea racional, pasa a través de la armadura hacia la superficie, experimenta ciertos cambios cualitativos. Pierde su fluidez y se convierte en rígido, improductivo y destructivo, reflejando las mismas cualidades que el organismo armado a partir del cual se ha originado.
El pensamiento místico y el mecanicista son manifestaciones de los procesos de pensamiento armado. Algunas de las características destructivas del pensamiento armado incluyen lo siguiente:

-          Es estéril: Cuando se aplica a la naturaleza, conduce a ideas erróneas y no lleva a ninguna parte. Hay ejemplos en varios dogmas y nociones erróneas contenidas en religiones y en la ciencia mecanicista en sus intentos de entender la naturaleza.

-        Enfatiza exclusivamente las diferencias desde su perspectiva general sobre el origen común de las cosas. Por ejemplo, subraya las diferencias entre naciones, razas, culturas, familias, distinciones de jerarquía social, distinciones de riqueza, etc. E ignora las funciones bio-emocionales que todas las personas tienen en común
.
-          Es estrecho y pequeño en su alcance.

Se observa a menudo que estamos viviendo en la era del Hombre Común. Sin embargo, no hay una norma objetiva contra la cual se mida el funcionamiento de este ser humano representativo
.
Desafortunadamente, el hombre común es a menudo quisquilloso, mezquino y de mente pequeña en su vida personal y social. Con la descomposición actual de la vida social y el auge de la actividad sociopolítica de las masas, el comportamiento sintomático de la capa secundaria ha comenzado a incrementarse de forma destacada. Seria más exacto decir que parece que estamos viviendo  en la edad del Pequeño Hombrecito.

Reich comparó el pensamiento en los asuntos sociales de los humanos acorazados y no acorazados. Mostró que detrás de las ideas mezquinas y circunscritas del hombre armado las ideas originarias eran simples y grandes pensamientos. El describe esta relación como “el Pequeño Hombrecito Paralelo”:



          
Pensamiento Creativo
Pequeño Hombrecito Paralelo


Igualdad de oportunidades para hombres y mujeres
Liberación femenina, feminismo
Protección de la propiedad privada
Codicia
Esforzándose por superarse
Resentimiento, envidia, codicia
Pensamiento y comportamiento social independiente
Pensamiento y comportamiento rencoroso y resentido.
Científico natural productivo
Técnico mecánico místico
Aceptación de los homosexuales
Activismo por los “derechos de los homosexuales”
La homosexualidad es una alteración sexual
Persecución de los homosexuales
Prevención de la armadura en los niños
“ Derechos de los niños”
Protección del entorno
Radicalismo ambiental
Disolución sistemática de la armadura por médicos orgonomistas cualificados
Lavado de cerebro, terapias alternativas
Actividad política racional
Sociopolítica
Noticias informativas
Prensa “amarilla”, noticias comentadas  expresando opinión, utilización de las noticias como pasatiempo.
Privacidad en asuntos sexuales
Secreto en asuntos sexuales
Revolución sexual
Licencia sexual, pornografía, perversiones
Necesidad natural de amor
Lascivia y chismorreos sexuales
Conocimiento
Explosión de información
América es un crisol
América en una sociedad multi-cultural
Democracia del trabajo
Democracia formal
Administrador gubernamental
Burócrata
El gobierno asegura las condiciones bajo las cuales la libertad puede existir
El gobierno “provee” libertad
Encontrando las raíces biológicas de los problemas sociales
Soluciones “liberales” a los problemas sociales
Cada persona armada es portadora de la plaga emocional
Pecado original
Moralidad natural
Moralismo ( en la derecha), relativismo moral ( en la izquierda)
Pensamiento funcional en las ciencias naturales
Pensamiento mecanicomistico en las ciencias naturales
Autoridad racional
Autoritarismo, anti-autoritarismo



El aspecto irracional del prejuicio y del fanatismo es otro ejemplo del “Pequeño hombrecito paralelo3  surge de la proyección del auto desprecio por la intolerancia a las propias sensaciones genitales. Puesto que en presencia de la armadura esas sensaciones son experimentadas no como placenteras sino con ansiedad y son proyectadas. No es accidental que los objetos de culpa, desprecio y oprobio son a menudo esos grupos étnicos que son similares entre sí hasta el punto de ser indistinguibles (ej. Alemanes gentiles y judíos, cristianos y musulmanes Árabes. Etc.) Los prejuicios contra los negros en América tienen diferente origen ya que ellos se han identificado con el objeto Edípico durante el curso de la historia Americána4.

Aspectos racionales y destructivos están contenidos en todas las ideologías. En muchos casos, el componente destructivo se mantiene cuidadosamente oculto y separado del contenido superficial. Bajo ciertas condiciones sociales, sin embargo, la armadura no los contiene y el impulso destructivo se abre paso hacia la superficie. Esto se traduce en el comportamiento de la plaga emocional5.

.     .     .      .     .

4 Cuando los esclavos fueron conducidos a América, a menudo se incorporaban a la vida familiar del dueño de los esclavos. Algunos fueron incluso considerados como miembros de la familia. Era común en el prebélico Sur tomar el nombre de sus propietarios. Actitudes paternales surgieron de esta relación entre blancos y negros explica por qué los negros eran a menudo queridos y por qué sus faltas eran pasadas por alto por muchos blancos sureños.

5 La difamación y el chismorreo son ejemplos de comportamiento de la plaga emocional.





Referencias

1. Reich,W. The Mass Psychology of Fascism . New York: Orgone Institute Press, 1946
2.Reich,W. The Murder of Christ. Rangely, Maine.Orgone Institute Press, 1953


(Continúa. . .)