sábado, 14 de julio de 2012

ORGONOMÍA Y RELIGIÓN

Artículo publicado en el nº 5  de la revista Sciencies orgonomiques en  Abril de 1987  por M. Ola Raknes  Doctor en psicologia y Miembro del Colegio Americano de Orgonomia.
( Traducción del original en francés)



ORGONOMÍA Y RELIGIÓN*
M. Ola Raknes
Doctor en Psicología, Oslo, Noruega
Miembro del Colegio Americano de Orgonomia


INTRODUCCIÓN
En su libro Les diversités de l'expérience religieuse(1), William James ha mostrado como se llega al núcleo de todas las religiones existentes, por experiencias que él llama “místicas”, en parte porque tradicionalmente se las llama así y en parte porque no podía dar una explicación satisfactoria y racional. En mi tesis A la rencontre du sacré(2), he intentado mostrar dos cosas y pienso aún que mis explicaciones son justas hasta el final, incluso si son incompletas y piden un suplemento que la orgonomía es capaz de aportar.
DINÁMICA ORGONÓTICA DE LA EXPERIENCIA MÍSTICA
La primera cosa que he intentado demostrar era que el llamado “estado de consciencia mística” podía ser explicado de forma racional en tanto que irrupciones de pensamientos y de emociones reprimidas en la consciencia de tal forma que ellas no eran sentidas como emanando de la propia persona. Estas irrupciones no son extrañas en orgón-terapia (generalmente no de forma tan  explosiva aunque muy concreta) puesto que a menudo el paciente siente las primeras pulsaciones espontáneas o sensaciones de ondulaciones en su cuerpo como alguna cosa viniendo del exterior, por ejemplo: que es el terapeuta que actúa sobre él hipnotizándolo, que ésto proviene de algún mecanismo escondido en el diván 1. En las sociedades primitivas, de donde toman su origen la mayor parte de las creencias y los ritos religiosos, las experiencias interiores (que ellos creen que son de origen exterior) son atribuidas al mana, al churinga, al orenda, a los espíritus, a los difuntos, o a seres superiores que a la larga se vuelven dioses, según las creencias y las estructuras de las sociedades en cuestión.
La segunda cosa que he intentado demostrar en mi tesis, era que todo lo que era específicamente religioso, en no importa que religión, encontraba una explicación racional y adecuada en estas experiencias “místicas”, cuando se consideran en el contexto de su origen y su desarrollo posterior. Si no me equivoco (creo que estoy en lo cierto) mi explicación desmitifica la religión y le da así una base racional.
Lo que ahora considero incompleto e inadecuado en mi "investigación sobre la base psicológica de la religión" (tal es el subtítulo de mi tesis) es haber explicado los "estados de consciencia místicos" como irrupciones de emociones y pensamientos reprimidos en la consciencia. Esto es justo sólo hasta cierto punto, pero lo esencial que emerge es la sensación de corrientes orgonóticas que recorren el cuerpo, es la exaltación que acompaña a esas corrientes, es la sensación irresistible de ser movido por algo externo al Yo consciente y es la sensación de vivir una nueva vida. Son sobretodo estos dos últimos aspectos de la experiencia religiosa, los que han jugado un papel preponderante en todas las religiones llamadas superiores.
A este respecto sería útil de mencionar que cuando un niño, mientras crece, debe suprimir- reprimir, para utilizar un término del psicoanálisis- una sensación o una emoción, la primera cosa en ser suprimida, es la percepción de la sensación o la emoción. Cuando, entonces, la emoción o la sensación reprimida emerge de nuevo en la consciencia y es percibida, no nos podemos asombrar de que esto sea sentido como una nueva forma de vida, comportando el sentimiento de ser iluminado por la luz de la verdad y de tener una nueva comprensión de las cosas. Parece ser que son las percepciones de las corrientes orgonoticas a través del cuerpo las que son suprimidas en primer lugar;  cuando estas corrientes emergen de nuevo, al nivel de la consciencia, es probable que sean responsables de visiones o impresiones subjetivas brillantes de las que oímos hablar tan a menudo en las biografías religiosas.
_______________________________________________________________________

*Capítulo 8 del libro Wilhelm Reich y la Orgonomia de próxima aparición en las Ediciones S.E.DIF.OR.(1988)

1. NDLR: Sucede a menudo que los pacientes tienen la impresión que el mismo diván se mueve


(Continúa...)

No hay comentarios: