domingo, 22 de enero de 2012

SOBRE LAS VIDEO-TERMINALES ( I )

Esta entrada corresponde a la traducción  del artículo publicado por el Dr. Giovanni Scherillo en la revista :Sciences Orgonomiques- 1er.Année nº 4- 1986.


SOBRE LOS VIDEO-TERMINALES

Doctor Giovanni Scherillo

Externo en último año de Medicina del Trabajo

Universidad de Nápoles, Italia

INTRODUCCION

La aparición de video-terminales (VDT) en la industria, en las telecomunicaciones, en la enseñanza y, prácticamente, en la vida cotidiana plantea el problema del “riesgo”. Es un problema muy serio, teniendo en cuenta que millones de personas utilizan los video-terminales o los ordenadores.

En diversos países se han estudiado las radiaciones emitidas por los VDT, ya sean las radiaciones ionizantes, las radio-frecuencias, las micro-ondas y las otras radiaciones electro-magnéticas (radiaciones ultra-violetas, infrarrojas, etc.).

LAS RADIACIONES IONIZANTES

Las radiaciones ionizantes son aquellas que se estudian más puesto que son las peligrosas para la salud. Según un reciente informe de la RADIATION SAFETY UNIT, las radiaciones ionizantes emitidas por los VDT son mínimas, a menudo inferiores a las radiaciones emitidas por las paredes de una habitación y que provienen de los materiales de construcción. Por otra parte, parece que la mayor parte de los rayos X no tienen la energía suficiente para cruzar el grosor de la pantalla de cristal du VDT.

La radioactividad emitida por un VDT varía entre 0,12 y 0,85 mR/h1. Un programador informático que trabaje en la pantalla de video 2000 horas por año a una distancia de 5 cm de esta, esta sometido a una radiación de 1Rad; para una distancia de 40cm. De la pantalla este valor cambia a un poco menos de la mitad. El nivel máximo de exposición esta fijado en 0,5mR/h (que representa la absorción de poco menos de 500 mrem/an). Esta dosis corresponde a aquella absorbida por una persona que mira una pantalla de video- ya sea un televisor o un video-terminal- 40 horas por semana y 50 semanas por año, para un total de 2000 hora de trabajo. Evidentemente esto representa el peor de los casos, ya que es poco probable y bastante raro que un programador de computadora pase 8 horas diarias consecutivas delante de su pantalla sin interrumpirse nunca.

Por el contrario, esta dosis límite se alcanza cuando un individuo pasa un mínimo de 5 horas por día, todos los días del año, delante de una pantalla de video, ya sea una pantalla de televisión, de video-juegos o de ordenador de escritorio.

LAS RADIOFRECUENCIAS

Las radiofrecuencias emitidas por los video-terminales- medidas como campo eléctrico o campo magnético- son de lleno por debajo del límite de seguridad reconocido por los USA y la URSS. He aquí los límites de seguridad:


1 NDLA: Esta radioactividad artificial se añade a las otras radiaciones a las que estamos sometidos, es decir a la radioactividad cósmica (28 mR/an) y terrestre (44mR/an)(1)


Si se mira el cuadro A uno se da cuenta de que para las radiofrecuencias comprendidas entre 1KHz y 10MHz la potencia por unidad de área desarrollada por un VDT es 300 veces inferior a aquella de un televisor (blanco y negro o color). Cuando se trata de radiofrecuencias comprendidas entre 10MHz y 10GHz, la potencia por unidad de área desarrollada por un VDT es similar a la de la televisión en color, mientras que la televisión en blanco y negro es 200 veces menos potente.

Si miramos el cuadro B nos damos cuenta que entre 1KHz y 10MHz las potencias desarrolladas por el campo magnético corresponden a aquellas del campo eléctrico; entre 10MHz y 10GHz la potencia desarrollada por el VDT es 200 veces superior a aquella de la televisión en color (1)

LAS MICRO-ONDAS

El efecto de micro-ondas es debido a la interacción entre el campo eléctrico del aparato y las cargas eléctricas de los tejidos del organismo. La absorción de la energía comporta seguramente efectos térmicos. El ojo es el órgano que sufre más acusadamente estos efectos, el cristalino en particular. ¿Por qué el cristalino? Está directamente expuesto, contiene mucha agua, hay una falta de vascularización y en consecuencia, no puede eliminar la energía térmica dispersándola por la macro y micro circulación. Una de las consecuencias de esta energía térmica sobre el ojo es la opacificación del cristalino. Se ha expuesto los ojos de los conejos a radiaciones por micro-ondas (15GHZ- potencia 200mW/cm)2. Las reacciones fueron las siguientes:

-Lagrimeo


-Fotofobia (sensación dolorosa producida por la luz)

-Sialorrea (secreción exagerada de saliva)

-Opacificación del cristalino

-Congestión e hiperemia activa de la conjuntiva. Esta última desparece gradualmente 24 después de la irradiación dejando sin embargo una hiperemia pasiva con dilatación de los microvasos y estasis (lo que podría explicar la cefalea que por lo general padecen quienes trabajan con video-terminales (2)

2 NDLA: Una experiencia completamente inútil puesto que uno conoce los resultados por adelantado


. . .







No hay comentarios: