miércoles, 27 de julio de 2011

GLOSARIO ORGONÓMICO ( E- F )

E

Economía sexual: la economía de la energía biológica (orgonómica) en el organismo vivo. Teoría científica de la sexualidad cuyos pilares fundamentales son: La teoría del orgasmo, y la Potencia orgástica.

Emoción: percepción subjetiva del movimiento de la energía libidinal en el organismo. Su intensidad depende de la cantidad de energía excitada.

Emociones primarias: emociones que corresponden a las condiciones reales del protoplasma (vivacidad, movilidad). Las emociones primarias nacen de la libre motilidad del organismo. Son siempre racionales.

Emociones secundarias: la coraza transforma los impulsos naturales en impulsos perversos, sádicos, destructivos y grotescos. Las emociones primarias son siempre irracionales y responsables del caos social en el cual se ha hundido la humanidad durante milenios.

Energía orgónica biológica: es la energía orgónica del cosmos en el interior del organismo humano. La libido es su expresión en el organismo.

Energía orgónica cósmica: energía desprovista de masa que fluye por todo el universo y penetra todo cuerpo celeste. Capaz de movimiento y pulsación, es una energía primaria, primordial, preatómica, pulsatoria y demostrable por medios físicos.

Erógeno: capaz de sensaciones placenteras sentidas habitualmente como excitación sexual.

Estasis sexual: el estancamiento de la energía vital en el organismo; origen de la irracionalidad y de las neurosis.

Excitación: aumento cuantitativo de la carga energética libidinal.


F

Fachada social: conjunto de todas las defensas caracteriales socialmente aceptables. Es el nivel superficial de la estructura de carácter

Fascismo (rojo y negro): estructuras sociales patológicas creadas por una humanidad que sufre de impotencia orgásmica crónica. El fascismo rojo (comunismo), negro (nazismo, extremismo religioso, etc.), son la expresión social del deseo orgástico de las masas.

Fase final de la terapia: la coraza esta disuelta, el organismo se encuentra frente a la necesidad de abandonarse a sus propias sensaciones corporales. Correspondería a la posición depresiva de M.Klein.

Fijación: es el bloqueo de un estadio del desarrollo psicosexual; a nivel somático es una contracción crónica en un segmento del cuerpo. Vg.Pregenital.

Fórmula del orgasmo: es la fórmula de la Vida. Todo proceso vital está constituido por la sucesión siguiente: tensión mecánica- carga orgonótica- descarga orgonótica- relajación mecánica.

Función del orgasmo: el orgasmo regula la economía energética de los organismos vivos por la descarga sexual del surplus energético.

Funcionalismo orgonómico: método de pensamiento global que reposa sobre las leyes naturales de la vida y sobre la búsqueda de características comunes de los fenómenos aparentemente diversos: es decir, la búsqueda del principio funcional que le es común (PCF). Con una tal metodología conceptual no buscamos simplemente las interrelaciones entre las diferentes funciones, sino una tercera función que es común y más profunda y está, a su vez, relacionada con una función opuesta, la cual estará relacionada con otro PCF (principio común funcional).

miércoles, 20 de julio de 2011

GLOSARIO ORGONOMICO ( B - C - D )

B

Bioenergía: energía orgónica. Es la energía libidinal de Freud. Reich la denominó “orgone energy”, después de descubrir sus propiedades y características.

Bloqueo: contracción del organismo que impide la libre circulación de la energía libidinal y su excitación.


C

Carácter genital: el carácter sano que no sufre de estancamiento sexual y por lo tanto posee las capacidades de flexibilidad y abandono amoroso. Sus actos están regidos por la moralidad natural.

Carácter neurótico: estructura caracterial que, por el bloqueo bioenergético crónico, funciona según el principio de la moral compulsiva.

Carga energética: estimación cuantitativa de la energía libidinal presente.

Clonismos: temblores y sacudidas que representan un empuje de la energía contra la coraza, que tiende a disolverse.

Contacto: percepción de las sensaciones producidas por el movimiento de la energía orgónica más allá de un cierto umbral.

Contacto ocular: ver las cosas con carga emotiva. Las imágenes son fundidas con nuestras sensaciones corporales. Interacción por la mirada.

Contacto sustitutivo: contacto artificial. Falta de espontaneidad debida a la pérdida del contacto inmediato consigo mismo, con los otros, con la naturaleza y sus procesos vitales. Da la impresión de una falsa apariencia como “hacer creer”, “dar la impresión”, “tener el aspecto de “, para intentar superar la pérdida de las sensaciones corporales espontáneas y de la confianza natural en sí mismo.

Convulsiones: pulsaciones extremas (hiperexpansión; hipercontracción).

Convulsión orgástica: reflejo del orgasmo acompañado de pérdida del estado de conciencia y sensación de fusión cósmica.

Copulación: interpenetración de fluidos de energía orgónica de dos organismos que se funden para formar un solo sistema energético con carga más fuerte. A nivel microscópico, el espermatozoide y el óvulo aspiran a alcanzar la fusión masculina y femenina.

Coraza: anclaje biológico de la represión emocional. La coraza determina la estructura individual tanto psíquica (coraza caracterial) como física (coraza muscular). Su función (patológica) es proteger al biosistema de las emociones y sensaciones internas.

Coraza caracterial: suma de todas las actitudes caracteriales que un individuo desarrolla con el fin de defenderse contra la ansiedad. Da como resultado una rigidez en el carácter, una falta de contacto, una ausencia total o parcial de vitalidad. Es funcionalmente idéntica a la coraza muscular.

Coraza muscular: suma de todas las actitudes musculares que un individuo desarrolla para bloquear las emociones (especialmente la ansiedad, el miedo y la cólera) y las sensaciones (sobretodo la excitación sexual).

Corrientes de placer: la percepción de un agradable movimiento ondulatorio que atraviesa el cuerpo (podría ser comparado con una dulce brisa en el interior del cuerpo). Estas corrientes dan una percepción tridimensional del propio organismo. Aparecen al final del tratamiento orgonómico.


D

Defensa: mecanismo que sirve para reprimir los deseos libidinales. Este mecanismo consume energía: cuanta más energía utiliza para conservar la trama de las defensas, menos energía disponible habrá para la primacía genital.

Democracia del trabajo: función biosocial de la vida que gobierna las relaciones humanas racionales. Es la suma de todas las funciones vitales cuyo desarrollo se efectúa de manera natural, es decir, sobre la base del amor, del trabajo y del conocimiento. La democracia del trabajo permite a la sociedad autogestionarse: las masas asumen sus responsabilidades, sus derechos, sus deberes y dirigen sus vidas según las leyes naturales. La condición fundamental para una democracia del trabajo es una sociedad de individuos sanos no acorazados. Correspondería al “grupo de trabajo” de W.Bion.





jueves, 14 de julio de 2011

GLOSARIO ORGONOMICO (A)

El glosario que iremos publicando en sucesivas entradas está extraido del libro:
FRIGOLA,C. ( 2004) Primeros Auxilios Emocionales. La Revolución Sexual para el siglo XXI y el legado de Wilhelm Reich. Barcelona. Laertes.

A
Afecto: expresión cualitativa (es decir, subjetiva) de la cantidad de energía libidinal por el estado de tensión y de sus variaciones.

Análisis del carácter: análisis de las resistencias e interpretación de sus formas, significados y motivos.

Angustia: es la percepción emocional de la tensión interior, de la constricción del organismo (debido a la presencia de la armadura que impide la libre circulación de la energía libidinal en el cuerpo).

Angustia del orgasmo: terror intenso que experimenta el organismo acorazado cuando toma contacto con sus corrientes plasmáticas (miedo a la muerte, a la desintegración, etc.).

Angustia del placer: percepción de la contracción (coraza) contra la expansión (excitación orgástica).Está crónicamente anclada en el organismo. En ella reposa el miedo a la libertad, a la independencia y a la espontaneidad natural.

Anorgonia (falta de orgonidad): estado de contracción aguda debido a una defensa contra el movimiento de energía puesto que éste sobrepasa, por su estado de excitación, la capacidad de tolerancia del organismo.

Parada súbita del movimiento de energía libidinal con pérdida de carga y de cohesión del organismo humano (síntomas: frio intenso, escalofríos, extremidades heladas y cianóticas, sudores fríos, palidez, miedo a caerse, náuseas, pérdida del equilibrio, desvanecimiento, shock).

Ansiedad de caída: ansiedad orgásmica que puede aparecer cuando el organismo se enfrenta a la libre circulación de la energía libidinal en el segmento pélvico que se abre por primera vez (síntomas: miedo a caerse hacia atrás, mareos, vértigos, sensación subjetiva de derretirse y de desprotección). Por regla general, aparece en todos los bebés a partir de la segunda semana de vida y representa el primer terror debido a la falta de contacto con la madre.

Armonía orgonótica: íntima conexión entre las funciones del organismo vivo y las del cosmos (hipótesis Gaia).


miércoles, 6 de julio de 2011

MEDICINA ORGONÓMICA. LA ESTRUCTURA DEL CARACTER (III)

La siguiente entrada corresponde al artículo ,sobre medicina orgonómica, publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 11 de la revista bimensual GiroSalut.



MEDICINA ORGONOMICA

LA ESTRUCTURA DEL CARÁCTER (III)

Dr. Carles Frigola

Wilhelm Reich descubrió que en el cuerpo humano existían 7 segmentos en donde la energía sexual podía bloquearse: el ocular, el oral, el cervical, el torácico, el diafragmático, el abdominal y el pélvico.


El segmento cervical: Comprende los músculos profundos del cuello, el esternocleidomastoideo i el trapecio, incluye también la lengua y el hueso hioides, además de la estructura ósea cervical. La garganta, la laringe, la tráquea, el esófago i la glándula tiroides están también incluidas en este segmento y por lo tanto sujetas a un desorden patológico en el caso de existir armadura. El hecho que el plexo cervical bronquial, además de las arterias carótidas, las venas yugulares y el nervio vago se encuentren en posiciones relativamente superficiales, crea un potencial biopático en el caso de una fuerte armadura y avisa al médico orgonomista que al aproximarse a esta zona ha de actuar con mucha precaución.

La función emocional de la armadura del segmento cervical es la de reprimir el enojo i el llanto; el resultado será el de un cuello duro, obstinado y tozudo “no lloraré”. El hecho de reprimir la ira y el llanto y convertirlos en una resistencia, nos descubre que en esta zona del cuerpo humano esta congelada la historia emocional de todos los golpes y heridas físicas recibidas durante la infancia en cualquier parte del cuerpo.

El lloriqueo exagerado- que tiene poco parecido con el lloro auténtico- es el resultado de la irritación y del rencor y representa el sobrante de la ira no expresada, apareciendo siempre en la armadura cervical. En cambio, el llanto profundo se origina siempre en el segmento diafragmático, que sube hacia arriba, a través de la obertura de la garganta y la boca. Por esta razón, cuando el paciente en la terapia puede cambiar la intensidad o el sonido del llanto, aunque el dolor y el sufrimiento mental estén presentes y sean intensos, el llanto no es libre y por lo tanto no es genuino. Es falso. No existe una total rendición al impulso instintivo libidinal, existe solamente una alivio en la libertad de ceder al propio impulso energético. Un aspecto infantil del si mismo toma el papel de los objetos internos adultos, si hacemos servir la terminología psicoanalítica: “un llorica”.

La constricción crónica del cuello esta relacionada con la tendencia a desmayarse, con el miedo al desmayo o al vértigo y con la fantasía de ser estrangulado. La presión muscular sobre las carótidas y la sensación física del bloqueo se convierte en el sustrato mental apropiado por el ahogo fantaseado. La sensación de sentirse “estrangulado” en la vida diaria es la otra cara del impulso de querer estrangular a alguien y se basa en la fantasía de tener un objeto mental (del padre o la madre) en la boca y ser ahogado por el. El deseo inconsciente de estrangular produce culpa y miedo de ser, a la vez, estrangulado y es causa del desplazamiento de la energía libidinal sexual de los segmentos inferiores hacia arriba, desde los brazos y las manos hacia el cuello. Algunos pacientes tienen la barriga muy sensible debido precisamente al “miedo” que esta localizado en la garganta.

La armadura cervical unida a un bloqueo oral se considera relacionada con el hipertiroidismo. Otros síntomas son el hecho de tener que tragar a menudo, cambios en la voz, tos seca y respiración constreñida.

En la armadura cervical están incluidos dos mensajes. A nivel profundo hay una incapacidad para ceder a la ira que esta presente, y a nivel superficial hay un “no me rendiré”, es decir, la tozudez y la obstinación. Hay otro significado energético: las personas a las que la vida les ha dado un “golpe duro” (simbólico o real) han aprendido a endurecerse a si mismas, tanto contra el golpe que han recibido como contra su ira reactiva, contrayendo el cuello para reducir al mínimo el área superficial de esta zona y con una actitud persistente de retirada emocional.

Existe una específica armadura cervical típica de los altivos: aquellos que prueban de hacerse “mas grandes” a ellos mismos delante de otras personas. El cuello es el lugar del narcisismo: la musculatura estirada como tensas sartas de cuerda, con la cabeza por encima de los otros: los “estirados”. Lo contrario son los que van con la cabeza baja, inclinada hacia adelante. El bloqueo cervical (reprimido o insatisfecho) dará lugar a los caracteres fálico-narcisista y maniacodepresivo, y muchos síntomas psico-somáticos: tortícolis, hipo, etc.

Las personas con el segmento cervical libre de armadura son capaces de llorar, gritar y enrabiarse de una forma libre y espontánea, los sonidos son resonantes y emocionalmente integrados. Algunas personas participan del canto coral para liberar la armadura cervical. El esófago participa del reflejo del vómito y el cuello de mueve libre y coordinadamente con los hombros en un gesto, al tiempo gracioso y armónico.