viernes, 20 de junio de 2014

LA FUNCIÓN DE SUPERPOSICIÓN

 Hace unas semanas visité con una amiga  un  pequeño parque de mariposas en el municipio de Castelló d'Empúries. Allí pudimos tomar estas fotografías que queremos compartir con todos/as vosotros/as ya que  son un testimonio excepcional de una situación que no es habitual dentro del parque: el abrazo sexual de una pareja de Attacus Atlas , una imagen de  la función de superposición. 



LA FUNCIÓN DE SUPERPOSICIÓN.


El método de pensamiento funcional orgonómico fue desarrollado y utilizado por primera vez por Wilhelm Reich. La aplicación de este método le llevó a comprender y demostrar la existencia de una energía vital específica a la que dio el nombre de energía orgónica. Esta energía era pulsátil. Encontró que el principio funcional común de la expansión y la contracción en los organismos vivos, era la excitación bioenergética  caracterizada por la pulsación espontanea. De sus observaciones concluyó que esta pulsación existía también en la atmosfera.
Reich se planteó la pregunta: ¿Cómo está el hombre enraizado en la naturaleza? Y concluyó que el hombre estaba enraizado en ella a través de un principio de funcionamiento común, es decir las funciones que el hombre tiene en común con las funciones naturales fundamentales: La Función del Orgasmo (Expansión: tensión, carga), (Contracción: descarga, relajación) y La Función de Superposición (función  fundamental que antecede e induce a la descarga orgástica.

Reducida a su forma más pura, la superposición aparece en el reino biológico como el encuentro, gracias a la atracción y al contacto bio-energético total, de dos corrientes orgonóticas.  Los años de observaciones minuciosas y la puesta a punto de la teoría funcionalista concluyen  en el descubrimiento  de una raíz esencial por la cual el hombre está unido a la naturaleza por un principio de funcionamiento común en toda la naturaleza y que unifica microcosmos y macrocosmos puesto que la superposición es la obra del origen mismo del universo.








Attacus Atlas. Butterfly Park . Castelló d'Empúries. Girona