sábado, 3 de febrero de 2018

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL DESIERTO EMOCIONAL

Es un hecho comprobado a través de la experiencia personal individual que algo está pasando con el clima, poco a poco las personas van tomando conciencia de estos cambios y  también se va ampliando la conciencia de como estos cambios nos afectan en todos los niveles.

Wilhelm Reich trabajó sobre la conexión entre la armadura del ser humano y el fenómeno de desertización y trabajó, desde un enfoque funcional, en la búsqueda de un principio funcional común.

Compartimos en esta ocasión este interesante artículo sobre el cambio climático publicado por el Dr. Carles Frigola en el  nº 49/nº4 de la revista bimensual GiroSalut & BarnaSalut. 




EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL DESIERTO EMOCIONAL

De la misma forma que las espinas y los aguijones sirven a las plantas y a los animales para poder sobrevivir en las condiciones más extremas de los desiertos del planeta (cactus, escorpiones, serpientes de cascabel, etc.) diversas corazas emocionales como si fueran una armadura protectora son utilizadas por algunos hombres y mujeres para poder sobrevivir en los ambientes hostiles y violentos de las sociedades postmodernas de principios del siglo XXI.

Wilhelm Reich fomentó la hipótesis de la conexión entre la formación de la armadura en el ser humano y el fenómeno e la desertización; entre el desierto geográfico y lo que él calificó como el desierto emocional

En los países industrializados causantes del cambio climático por el efecto invernadero, aunque alejados de los climas desérticos experimentan las mismas características desérticas, o manifestaciones extremas de hechos psicosociológicos y medioambientales. Los podemos observar por separado:

1.- El aumento de la incidencia del crimen/violencia; del número de asesinatos, del aumento escalonado durante los últimos 40 años de las violaciones y de la violencia domestica. La sociedad actual parece haberse vuelto cada vez más violenta.

2.- Un estudio de la Universidad de Indiana, demostró una incidencia alta de crímenes y de otros actos delictivos en cuatro ciudades que se encuentran cerca de centrales nucleares, comparándolas con otras cuatro ciudades escogidas al azar.

3.-A pesar de no existir ningún estudio comparativo, la incidencia de abusos físicos y sexuales a niños, así como el abandono y la desaparición de menores parece ser tan alta que podría considerarse como una epidemia a escala mundial.

4.-La tasa de enfermos de cáncer y otras enfermedades infecciosas han aumentado de forma alarmante durante los últimos 35 años. Aquí incluimos el Sida.

5.- Actualmente es un fenómeno reconocido que el clima de nuestro planeta ha cambiado en las últimas décadas. Nos enfrentamos a temperaturas extremas dentro de la fluctuación climática, con valores aterradores de calor y frío, lluvia y sequía. En el mes de noviembre de 1988, Barcelona tuvo la mínima de este mes durante los últimos 50 años y la máxima cantidad de lluvia registrada durante los últimos 30 años. Esta misma ciudad registró en agosto de 1987 su temperatura más alta del siglo, con 38,6 °C. En 2017 hemos tenido el mes de junio más caluroso del siglo con temperaturas de más de 40 grados. El invierno de 2010 ha estado el mas crudo de los últimos años con inundaciones en Andalucía y vientos de más 220 Km/h en Galicia.

6.-Durante la última década se han conseguido los records de actividad de los huracanes, aparecen por todo el planeta inundaciones, tsunamis, tormentas y nevadas totalmente imprevisibles, como la de abril de 2010 en la Costa Brava que dejó sin luz a más de 300 mil abonados. En setiembre de 2017, el huracán Irma con inundaciones en Texas.

7.- Los incendios forestales, están aumentando en todos los países. En 1986 destruyó la montaña de Montserrat y en el verano de 1998 se quemó la Cataluña central. En el 2003 se quemó l’Albera, las llamas llegaron hasta Llançà. En 2009 murieron cinco bomberos de la Generalitat en el incendio de Horta de Sant Joan. Otros incendios de grandes dimensiones en Australia y San Francisco, han sido noticia. El último más grande en Portugal en 2017.

8,-La Fundación Lahey de Boston ha detectado una nube de aire sucio que se encuentra situado desde Canadá hasta Cuba, consistente en pequeñas partículas de contaminación que se mantienen en suspensión por medio de una “fuerza física mucho más grande que la misma gravedad terrestre”. Esta nube de polución es resistente a la influencia de cualquier fenómeno, incluso las tormentas más fuertes.

9.-La mayor parte de los países de la Tierra han padecido la plaga de la sequía. Existe la creencia  de que este desafortunado fenómeno se hará todavía más grande y afectará a más territorios. La primavera del 2008 Cataluña padeció la sequia más grave de su historia reciente y tuvo grandes problemas con el agua.

10.- El agujero de la capa de Ozono  en la Antártida preocupa seriamente a los científicos, según datos de la BAS. Por otra parte la radiación ultravioleta es muy peligrosa para el organismo humano. El deshielo está provocando un aumento de gas metano que va subiendo hacia la superficie terrestre y en 2017 se ha desprendido un iceberg del tamaño e la isla de Mallorca. El sol es cada vez más abrasador.

11.- La lluvia ácida está cayendo en la mayor parte de las zonas de la tierra. Las estadísticas describieron un valor de acidez anual con valores entre 2,1 y 5 pH durante las tormentas aisladas. Estas cifras representan un incremento 100 veces superior al valor del pH existente sólo unas décadas atrás.

12.- Los partos con cesárea, lejos de ser una excepción se han convertido en un protocolo rutinario de los hospitales, auténticas factorías de producir nacimientos con cesáreas en serie. De cada 4 partos uno es con cesárea.

13.- Según la universidad de Tokai (Japón) existe una corrección estadística significativa acción-reacción entre las pruebas nucleares subterráneas (China, India, EUA, Francia, etc.) y los terremotos en áreas muy pobladas del planeta (Haití, Chile, Italia). El de Méjico cuatro días después de la prueba nuclear subterránea de Corea del Norte en septiembre del 2017.

Viendo estos datos, nos encontramos delante de dos caminos: o bien pensar que estos fenómenos poseen cualidades diversas y no tiene nada en común, o bien, sintetizar estos hechos a través de un enfoque funcional, buscando un principio común.

Los médicos orgonomístas buscamos un principio común para explicar estos hechos observados, así como para otras informaciones disponibles. Hemos relacionado el desierto emocional de nuestra civilización con el efecto de una nueva energía desconocida hasta hoy y que llamamos ORANUR (Radiación Orgonómica Antinuclear) y con las causas que la están produciendo. Hablaremos de ella en las próximas publicaciones de GiroSalut.

El Dr. Carles Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de 
Ciencias Médicas de Girona. Dip. Por la Tavistock Clínic y el Institute of Group Analysis de Londres. Es Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell, Borrassà.






No hay comentarios: