domingo, 24 de julio de 2016

ORGONOMIA Y COSMOLOGIA ( II )

 Esta entrada es la continuación de la publicada en el blog el dia 17 de julio. Corresponde a la traducción del texto leído en la 1ª reunión anual de información sobre orgonomía que tuvo lugar en Niza el 8 de septiembre de 1987 y que se publicó en la Revista: Sciencies orgonomiques.2º Année nº8- 1987.

El texto pertenece al Dr. Charles Konia. Médico orgonomista y psiquiatra, Easton, Pennsylvanie. Vice-presidente del Colegio Americano de Orgonomía, Princeton, New-Jersey (1987)

(. . . )


Características de la energía orgónica

Según el funcionalismo orgonómico, la energía orgónica desprovista de masa es la base de todo fenómeno natural, comprendiendo la materia, la energía electro-magnética y las funciones del tiempo y el espacio. El tiempo y el espacio son igualmente funciones secundarias que se derivan del movimiento de la energía orgónica. El movimiento espontáneo constituye una de las características  fundamentales de la energía orgónica. La masa se crea continuamente a partir de la energía orgónica primaria repartida en el universo a través de la función de superposición. Todas las energías secundarias en la materia, tal como: la electricidad estática, el electromagnetismo, la energía nuclear, provienen de esta energía orgónica primaria que llena todo el espacio. No hay vacio en el espacio, solamente zonas de concentración más o menos fuerte de energía orgónica.

Dirección del movimiento de la energía. El mecanicismo afirma que la energía se desplaza de las concentraciones más altas hacia las concentraciones menos elevadas. La segunda ley de la termodinámica afirma que cuando un intercambio libre de calor se produce entre dos cuerpos, el calor pasará obligatoriamente del cuerpo más caliente al cuerpo menos caliente; toda sustancia posee una capacidad definida de trabajo, en función de su estado calorífico. Esta energía se acerca al cero a medida que la temperatura del cuerpo se dispersa y se acerca al cero absoluto. Cuando la energía disponible disminuye, La física clásica pretende que la entropía del universo aumenta constantemente y que el universo morirá, falto de calor, puesto que todo habrá alcanzado la misma temperatura.
Según el funcionalismo orgonómico, la energía se desplaza no solamente de concentraciones más elevadas hacia concentraciones menos elevadas, como lo afirma merecidamente el mecanicismo, sino de concentraciones más débiles hacia concentraciones más fuertes. Toda energía secundaria en la materia fluye en efecto de los potenciales más fuertes hacia los potenciales menos fuertes, de acuerdo con la segunda ley de la termodinámica. La energía orgonica por el contrario, se desplaza en la dirección opuesta, es decir del potencial menos elevado hacia el potencial más elevado; llamamos a este fenómeno el potencial orgonómico.

Cualidad del movimiento. Según los mecanicistas, todo movimiento es la consecuencia de procesos materiales; esto permite hacer previsiones concernientes al movimiento y constituye la base que hace posible la construcción de máquinas y la elaboración de la mecanización. Todo movimiento de la materia no viva está definido según las tres leyes del movimiento de Newton. Por el contrario, la energía secundaria se desplaza muy rápidamente. La energía electromagnética, por ejemplo, se desplaza a la velocidad de la luz, es rectilínea; es decir se desplaza siguiendo una línea recta. El movimiento curvilíneo ocurre sólo cuando una fuerza exterior regular es aplicada a una partícula en movimiento, por ejemplo: la órbita de los planetas alrededor del sol, el debilitamiento de la luz de una estrella debido al campo gravitacional estelar, o el movimiento en espiral de electrones en un campo magnético. La energía secundaria es siempre polarizada. Por ejemplo: el magnetismo, la electricidad, las partículas subatómicas pueden estar divididas en cargas negativas i positivas.
En general esta energía no depende de las funciones orgonóticas en la atmósfera, incluso si los procesos orgonóticos muy fuertemente cargados pueden ejercer una acción sobre ella. Finalmente, las energías secundarias se acompañan de efectos nefastos, en efecto destructivos, para los sistemas vivos. A diferencia de las energías secundarias, la energía orgonica se desplaza espontáneamente, nada la empuja a moverse. En su estado natural, se esta moviendo constantemente, penetra todo a velocidades variables. La materia orgánica atrae y retiene la energía orgónica, la materia inorgánica (los metales) la rechaza después de haberla atraído. El movimiento de la energía orgónica es relativamente lento, ondulatorio, así es posible observar las manifestaciones visualmente (como por ejemplo la luminosidad de una cámara oscura de orgón) o seguir el flujo de la energía alrededor de la tierra de Oeste a Este. El mismo movimiento puede estar percibido como una pulsación fluida en los sistemas vivos o como un plasma que fluye en la aurora boreal. El movimiento es siempre curvilíneo, nunca rectilíneo, traza espirales que son típicas. El movimiento no es polarizado y sus funciones dependen fuertemente de las funciones energéticas de la atmósfera.

( continúa. . .)

No hay comentarios: