miércoles, 22 de junio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA. LA ALIMENTACIÓN ALQUIMICA ( Continuación)

Aquí tenéis la continuación del artículo que subimos al blog la semana pasada y que corresponde al que el Dr.Carles Frigola ha publicado  en el nº 40 de la revista bimensual GiroSalut. El articulo trata  sobre la alimentación Alquímica

(...)


Neumark creía que Juan de Temporibus conocía un secreto basado en los seis procesos cósmicos que resultan de la interacción de tres fuerzas o elementos básicos. La sal, el sulfuro y el mercurio, fuerzas ya probadas y reconocidas definitivamente por os alquimistas del Siglo XVII.

El lector ya habrá reparado que estos elementos no alcanzan lo que la farmacopea actual quiere decir cuando habla de ellos. La sal representa la estabilidad mental y la orientación temporal; el sulfuro es la movilidad mental al mismo tiempo que la orientación espacial, mientras que el mercurio es la fusión de los dos; el catalizador. Todos juntos dan lugar a las seis operaciones alquímicas: la coagulación, la disolución, la sublimación, la putrefacción, la separación y la transmutación. Esta última es la palabra clave de la alquimia. Una reacción que es a la vez somática (química)  y psicológica, como el paso de la enfermedad a la salud, de la vejez a la juventud, de la fachada social neurótica al núcleo del si mismo sano, de estar muerto emocionalmente a renacer hacia una nueva realidad. Siempre son cambios positivos y definitivos (nunca de degradación), como son la salud, la longevidad y la inmortalidad.

Curiosamente estas operaciones reflejan las seis formas en que el Sol, la Tierra y los Planetas se combinan de acuerdo con los tres procesos naturales que son la vida, la materia y la forma. Los hombres son seres vivos, poseedores de una bioenergia y, como tal, pertenecemos al Sol. Estamos compuestos de carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y calcio (el 80% somos agua) y pertenecemos a la madre Tierra Gaia. También somos diferentes los unos de los otros en el color de la piel, en el tamaño de nuestro cuerpo, en la velocidad de reacción: todas estas cualidades se las tenemos que agradecer a los Planetas.

La medicina popular no ignora la interrelación que existe entre los diversos sistemas corporales: digestivo, muscular, sanguíneo, nervioso, etc. Además existe el sutil equilibrio entre el magnetismo de un metal, que corresponde a un planeta, y los plexos nerviosos correspondientes.
El libro de Neumark cita este principio básico, que es el verdadero concepto alquímico de la alimentación.

La alimentación, la respiración y el pensamiento participan de cronobiologías diferentes, pero curiosamente conectadas formando partes de divisiones micro cósmicas que definen el tiempo individual. Cada cosa en su justo momento. Durante el periodo de un día, el hombre come, respira y piensa, y en una vida de ochenta años lo hará durante veinticinco mil días.

El ciclo de la digestión de los alimentos dura, más o menos veinticuatro horas. La digestión del aire o respiración entres tres y cinco segundos, que es el periodo completo y definitivo del hombre. Esto es así porque en cada respiración somos capaces de llevar a nuestra mente un nuevo pensamiento. La verdadera alimentación alquímica no se basa exclusivamente en la asimilación de los alimentos. Poseemos otra clase de nutrición que es la de nuestras percepciones, por medio de las cuales incorporamos la vida “digerida” por nuestros ojos.


Así pues, nuestro tiempo mundano se compone de momentos para la percepción (digestión ocular), momentos para la respiración i plenitud (digestión del aire), nuestras comidas o digestión de los alimentos y finalmente nuestra propia vida, que el la digestión alquímica de todas nuestras experiencias. Seguiremos con el enigmático Sr. Neumark y con los procesos humanos de crecimiento y decadencia en el próximo número de Girosalut.


El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.

www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com

No hay comentarios: