domingo, 18 de diciembre de 2016

L'ÀGORA DE CREIXELL

Poco a poco nos vamos acercando al solsticio de invierno, un periodo de renovación y renacimiento. Celebramos la Navidad y con ella la promesa de futuro representada por el nacimiento de un niño.
Los días se van alargando: “ Per Nadal un pas de pardal i per Sant Esteve un pas de llebre”
También nosotros nos hemos ido acercando a concretar un proyecto que nos ilusiona. Todavía necesita muchos cuidados y acompañamiento para poder comenzar a caminar.
De momento compartimos en el blog esta información que hemos publicado en la revista bimensual GiroSalut y más adelante os iremos informando de las actividades que realicemos.
Aprovechamos para desearos unas Felices Fiestas y una buena entrada de Año.






EL ÁGORA DE CREIXELL

¿Te apetece disfrutar de un espacio en donde pasear, escribir, leer o descansar mientras  saboreas una infusión, un zumo o un café?

Te ofrecemos El Ágora de Creixell, un espacio situado en una masía del siglo XVI con un gran jardín, un botiquín con productos de medicina natural, una biblioteca y una cocina.

Si quieres, también puedes escoger entre diversas actividades y servicios que te proponemos:

-Dietas detox
-Café tertulia psicoterapéutico
-Meditación guiada
-Sesiones de Arteterapia (individuales, en grupos i talleres)
-Yoga y danza libre en la naturaleza
-Organización de conciertos. Musicoterapia
-Proyección de películas y cine-fórum
-Talleres artísticos
-Exposiciones

Nos inspira el espíritu de aquellos habitantes griegos de Empúries que se reunían en le Ágora.

El Ágora de Creixell nos anima a ser un crisol alquímico (Claustrum) para compartir con otras personas (Comunitas) un espacio en el discurrir del Tempus.

Abierto los fines de semana y otros días.

Cita previa: 972 50 62 91





lunes, 21 de noviembre de 2016

EL PSICOANÁLISIS-Teoría y fundamentos de la técnica ( II b)

Esta es la continuación del artículo editado en el blog el dia 10 de noviembre que corresponde al   artículo publicado por el  Dr. Carles Frigola  en el nª 43 de la revista bimensual Girosalut.

(. . .)


Al aparecer las configuraciones edípicas triangulares, surge en el análisis el problema de los celos, los anhelos de gratificaciones no satisfechas que van inundando la relación de transferencia. El peligro o el riesgo de esta etapa del psicoanálisis (el estudio de la mente) es que surja una erotización y una idealización recíproca entre el paciente y el analista y con una nueva negación o anulación de la diferencia entre las partes infantiles y las partes adultas de la personalidad del paciente.

El análisis entra en una nueva etapa en la cual se han de ordenar estas confusiones zonales en referencia a las diferentes zonas erógenas corporales y la relación del yo con estas zonas. Los pacientes que se encuentran en esta etapa creen que su comprensión y sus auto-interpretaciones son mejores que las que le ofrece el analista. El paciente es como un joven que quiere independizarse de los padres (el analista) pero que al mismo tiempo los necesita para que le avalen. La elaboración de  estas confusiones, refuerzan la dependencia introyectiva: el analista es el que le ofrece la nutrición mental para el crecimiento y la integración de la personalidad, lo que da lugar a las funciones paternas lo que es altamente constructivo para la mente del paciente. Al mismo tiempo este “padre interno” repara el mal ocasionado a la “madre interna” por la excesivas proyecciones agresivas anteriores.

Esta introyección del “objeto paterno” es diferente en el caso de que l paciente sea una mujer o un hombre.Todo y que el final del recorrido analítico será el mismo, los dos toman caminos separados. Además en el caso de la mujer, este recorrido es mucho más largo que en el caso del hombre, puesto que tendrá que realizar el camino de ida y vuelta.

Cuando el analista consigue la unión en el mundo interno del paciente de las funciones paterna y maternas se constituye un nuevo estado mental, una base más solida, por decirlo así, donde asentar el reconocimiento de la realidad psíquica y la capacidad simbólica que tienen todas las relaciones humanas maduras. Antes, el paciente estaba solamente interesado en como experimentar con otras personas las sensaciones corporales que le producían las zonas erógenas.


Se da oportunidad de esta forma  al autoanálisis verdadero, diferente de las presunciones de sabiduría o omnipotencia que caracterizaban las etapas anteriores (la primavera y el verano de la mente). En el próximo número de Girosalut continuaremos describiendo las siguientes etapas (el otoño), el proceso de duelo del objeto: el destete, donde aparecen en el horizonte la amenaza de nuevos peligros al mismo tiempo que nuevas aventuras al paciente

El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.

www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com



jueves, 10 de noviembre de 2016

EL PSICOANÁLISIS-Teoría y fundamentos de la técnica ( II )

Continuamos las publicaciones anteriores que tratan sobre la técnica psicoanalítica: su teoría y fundamentos.
En esta ocasión compartimos el  artículo escrito por el  Dr. Carles Frigola  editado   en el nª 43 de la revista bimensual Girosalut.




EL PSICOANÁLISIS

Teoría y fundamentos de la técnica II

Dr. Carles Frigola

En el anterior número de GiroSalut explicamos las diferentes etapas de todo psicoanálisis y el papel que juega la transferencia, que es la proyección de las partes infantiles del paciente en el  analista. Dejamos al paciente en un momento en donde su mente está dividida entre una parte que ya sabe mitigar el dolor, la angustia y el sufrimiento y otra parte que ya proporciona una comprensión mental.

Al dejar claras las funciones geográficas de la mente (entre las áreas del yo y las del objeto de amor, o entre las partes infantiles de la personalidad y las partes adultas) surgen nuevas configuraciones transferenciales. En este momento que llamamos Claustrum o contacto emocional sustitutivo, el analista utiliza una nueva técnica interpretativa. En el proceso psicoanalítico el paciente presenta ahora comportamientos superficiales, como un intento de seguir estableciendo relaciones infantiles consigo mismo y con los otros. Por descontado también con el analista. La conducta del paciente no es del todo sincera, hay una paciencia forzada o una falsa sonrisa. En la vida privada aparece coquetería, timidez, promiscuidad o vergüenza sexual. El paciente se expresa de una forma afectada y su conducta es condescendiente, dignificada, omnipotente y falsa. En el diván aparecen movimientos corporales comprometidos o gestos extravagantes.

 A medida que se van interpretando todos los síntomas infantiles en el diván, el paciente inicia una nueva transferencia hacia el analista que llamamos pecho-water. Esto hace que el paciente deje de proyectar y expresar sus angustias (sus excrementos) en el mundo exterior ( los objetos externos) y lo hace exclusivamente hacia el analista y hacia el análisis . Lo que da lugar a un nuevo objeto transferencial que ya puede ser introyectado. Es decir, disminuyen los fenómenos proyectivos o agresivos que han aparecido hasta ahora y aparecen los fenómenos introyectivos. Menos proyección y más consciencia.

( continúa...)



miércoles, 26 de octubre de 2016

EL PSICOANÁLISIS-Teoría y fundamentos de la técnica ( I b )

Aqui teneis la continuación del artículo que publicamos en el blog el dia 10 de octubre; en el que el  Dr. Carles Frigola nos habla sobre  la teoría y fundamentos de la técnica del psicoanálisis. El articulo ha sido editado   en el nª 42 de la revista bimensual Girosalut. Esperamos que lo disfruteis.

(... continuación)

Los síntomas de esta etapa son entre otros: un sentimiento de soledad interior, una confusión, un agarrotamiento una reserva, un temor, etc. Estos síntomas van surgiendo a medida que van apareciendo los conflictos infantiles.

El paciente intenta resolver estos conflictos infantiles con mecanismos de defensa que anulan las consecuencias de la separación entre el Yo y los objetos de amor. El paciente no quiere separar su “niño interno” de sus “padres internos”. Confunde el Yo con el objeto de amor. En este estadio el paciente se atribuye las capacidades y las funciones de su analista.

El siguiente paso en el proceso psicoanalítico se dedica a la resolución de estas confusiones (Yo-objeto) y el analista trata de ayudar al paciente a ordenar estas confusiones geográficas, ya que al estudiar la geografía de la mente humana implica aceptar también la existencia de un mundo mental
Inconsciente. Este mundo mental tiene lugar en diferentes espacios (recuerdos, deseos, sueños, fantasías, miedos, etc.) En este estadio inicial, tanto en psicoanálisis de niños como adultos, se instrumenta la relación psicoanalítica a través de analizar en profundidad los intentos infantiles de seducción, amenazas, control y chantajes más o menos encubiertos del niño interno del paciente. Esta confusión niño-adulto es una confusión de identidades entre el yo y el objeto y va acompañada de una confusión entre el mundo social externo con sus propias leyes y el mundo interno mental con las suyas.

Cuando el trabajo analítico alivia este tipo de confusiones geográficas en el paciente (confusiones entre los aspectos infantiles de la personalidad y los aspectos adultos), el analista comienza a ser visto como un objeto separado, a pesar de que todavía, la función primordial del cual es contener el sufrimiento de todas las partes infantiles proyectada hacia él. El analista es un objeto de amor necesitado pero aún no estimado. En este periodo del análisis, se evidencia el uso que hace el paciente del analista como depositario del sufrimiento y de la ansiedad.

Es muy frecuente en esta etapa del proceso psicoanalítico que el alivio del sufrimiento, la desaparición de la ansiedad o el progreso mental que aparecen en la terapia se adjudican a un personaje del mundo externo. El paciente dice que se siente mejor gracias al consejo de un amigo, gracias al chico o la chica del quien se ha enamorado, al nuevo trabajo que ha conseguido o incluso piensa que la curación que experimenta proviene de algún otro sitio curativo.

Se produce así una división mental entre una parte que alivia y calma el dolor y el sufrimiento y otra parte que proporciona comprensión. Esta división mental es como una rebelión adolescente del paciente, que aún no acepta la ayuda del analista de todo corazón, la cual cosa produciría  en él una mayor necesidad de su presencia y gratitud.

Nos encontramos en la primera cuarta etapa del tratamiento psicoanalítico, en la primavera por decirlo de una manera. Todavía nos queda por experimentar el verano, el otoño y el invierno de la mente.

 En los próximos números de Girosalut continuaremos hablando de las etapas que faltan para llegar al final de proceso psicoanalítico.



El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.

www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com



lunes, 10 de octubre de 2016

EL PSICOANÁLISIS-Teoría y fundamentos de la técnica ( I a)


En esta ocasión queremos compartir con vosotros/as un nuevo artículo del Dr. Frigola editado en el nª 42 de la revista bimensual Girosalut en el que nos habla de la teoría y fundamentos de la técnica del psicoanálisis. Para introducir este artículo hemos considerado interesante incluir en esta entrada unas pequeñas notas, a modo de resumen, del trabajo de W. Reich en el campo psicoanalítico.  


“(…) Las primeras clínicas psicoanalíticas gratuitas fueron abiertas en Berlín por Max Eitingon y Ernst Simmel en 1920, el mismo año en que fundó The Tavistock Institute of Medical Psychology en Londres.
La Policlínica de Berlín fue muy dinámica, Wilhelm Reich se incorporó a ella en 1929. Algunos de los psicoanalistas que allí trabajaban visionaron el psicoanálisis, no solamente como una ciencia o una profesión, sino también como una fuerza cultural y algunos incluso como una fuerza política.
El Wiener Psychoanalytisches Ambulatorium fue abierto por Freud en mayo de 1922. En 1924 Reich era ya el director asistente del Ambulatorim bajo la supervisión de Eduard  Hitschmann. Al mismo tiempo dirigía  el Seminario sobre Técnica Psicoanalítica.
Reich fue e3l primer psicoanalista que introdujo en la literatura psiquiátrica el concepto borderline (el estado fronterizo entre la neurosis y la psicosis. La palabra le pertenece históricamente. Reich trató a muchos pacientes que él consideraba borderline. Para Reich, a la vista de estos casos tratados en el Ambulatorium, el psicoanálisis que se practicaba allí dejaba de ser un tratamiento puramente sintomático para convertirse-paulatinamente y por pura necesidad clínica- en un psicoanálisis del carácter.
La constante evolución que hizo del análisis del carácter le fue acercando hacia la medicina psicosomática y de ésta a la medicina orgonómica (de organismus) que es una disciplina médica oficialmente reconocida en Norteamérica.

En 1949 fundó en Nueva York el Orgonomic Infant Research Centre con programas de salud prenatal y postnatal y desarrolló una nueva técnica psicoanalítica de observación e intervención en bebes que denominó primeros auxilios emocionales. (…) “

" Cartas de Sigmund Freud a Wilhelm Reich: El Ambulatorium de Viena, el Seminario Técnico y el nacimiento del Análisis del Carácter". Frigola. C. Temas de Psicoanálisis. Núm.6-Julio 2013.

(Teneis el enlace para acceder a la revista en el articulo publicado en el blog el dia 28 de enero 2014)

                                                









EL PSICOANÁLISIS

Teoría y fundamentos de la técnica

Dr. Carles Frigola

El método psicoanalítico se basa en la capacidad del paciente de experimentar las relaciones de transferencia. La transferencia es la proyección en la figura del analista de los niveles inconscientes y los aspectos infantiles de la personalidad. La finalidad última del psicoanálisis es el establecimiento de la capacidad de autoanálisis por parte del paciente. Este auto-análisis es una tarea difícil i ardua, ya que implica una responsabilidad por la vida psíquica y emocional, tanto  la de uno mismo como la de los otros. El psicoanálisis necesita un desarrollo en el tiempo para que el paciente pueda vivir e integrar todas las experiencias mentales y emocionales posibles.

Vamos a describir las diferentes etapas de todo psicoanálisis. Las primeras etapas del proceso del proceso psicoanalítico, tanto en las personas adultas como en los niños, se basan en la tendencia natural que todo ser humano tiene de transferir encima de las personas del mundo externo los personajes y las fantasías que se encuentran en su mundo interno. Esta tendencia natural se llama proyección y se concentra en la figura del psicoanalista. Esta proyección cada vez es más grande y más profunda (inconsciente), en la medida que las sesiones aportan al paciente un alivio de su ansiedad.

De esta forma, el analista acoge todas las ansiedades infantiles (la mayoría de las veces en forma de síntomas físicos, psicológicos u psicosomáticos), las contiene y las interpreta. Por esto es necesario un estado adulto en la mente del analista y de disponer de un clima mental y emocional adecuado que se va creando en las sucesivas sesiones. Esto requiere, por parte del psicoanalista, disponer de las capacidades básicas que poseen los objetos parentales: paciencia, atención constante, cuidado, ausencia de afección, libertad de comprensión y que estas capacidades no estén motivadas por ninguna curiosidad por parte del analista. Este encuadramiento se ha de remodelar constantemente para poder ir integrando en el los aspectos infantiles del paciente que irán surgiendo  a lo largo del análisis.

El inicio del tratamiento lo podríamos llamar estadio de falta de contacto que tiene lugar porque los impulsos que quieren salir y expresar-se hacia afuera y las fuerza represoras que lo impiden están en este momento en equilibrio. Es como el juego de tirar de la cuerda. Esto es debido al hecho que el paciente adulto (no los niños) viene al tratamiento psicoanalítico cargados de prejuicios (transferencia preformada).

Ahora bien, esta falsa colaboración inicial se desvanece a medida que surgen las primeras experiencias de alivio del sufrimiento y de la ansiedad que experimenta el paciente. Esto lleva aparejado la presencia continua del analista y que no es una dependencia como la gente cree. Esta necesidad se genera ante las separaciones inevitables entre las sesiones, que provoca una reactivación del sufrimiento del paciente. El “niño lactante” que hay dentro del paciente, pide la presencia de la “madre nutriente” (psicoanalista).

( continúa...)




sábado, 24 de septiembre de 2016

CURSO BÁSICO DE PSICOANÁLISIS I I

¡Saludos! nos volvemos a encontrar de nuevo aquí, con  vosotros/as, una vez finalizado nuestro descanso de verano. Ya hemos renovado las energías y cargado las pilas para continuar con nuestro trabajo.

Coincidiendo con el inicio del otoño, este próximo domingo día 25 de septiembre inauguramos el segundo año del Curso Básico de Psicoanálisis. A través del recorrido de un año  hemos ido compartiendo, experimentando y descubriendo diversos aspectos del psicoanálisis: en el grupo, con el grupo y a través del grupo.

Hemos aprendido por la experiencia sobre las tópicas de Freud, la proyección identificativa, aspectos del Análisis del Carácter, la interpretación de los sueños, los test de proyección psicoanalítica...así como entablando debates sobre las controversias actuales que suscitan algunos aspectos de esta ciencia.


Por si estáis interesados/as en participar os dejamos  la información del curso


domingo, 31 de julio de 2016

ORGONOMIA Y COSMOLOGIA ( III )

Esta entrada es la continuación de la publicada en el blog el dia 24 de julio. Corresponde a la traducción del texto leído en la 1ª reunión anual de información sobre orgonomía que tuvo lugar en Niza el 8 de septiembre de 1987 y que se publicó en la Revista: Sciencies orgonomiques.2º Année nº8- 1987.

El texto pertenece al Dr. Charles Konia. Médico orgonomista y psiquiatra, Easton, Pennsylvanie. Vice-presidente del Colegio Americano de Orgonomía, Princeton, New-Jersey (1987).

Con esta entrada queda completado el artículo.

Como ya os comentamos comenzamos las vacaciones de verano. Nos vemos a mediados del mes de septiembre. ¡Que disfruteis del verano!

( . . . )


 La función de la creación

La función de la creación es, o bien totalmente ignorada por el mecanicismo y dejada a los teólogos místicos o bien comprendida en términos de la explosión primordial ( el “big band”).Según esta teoría, las galaxias han sido formadas en un abrir y cerrar de ojos hace veinte mil millones de años cuando toda la materia en el universo se ha aglomerado en un espacio extremadamente estrecho, el resultado de lo cual ha sido una gigantesca explosión que de nuevo a dispersado la materia, dando nacimiento a las galaxias. El origen de la materia se ignora. La vida se supone igualmente que había sido engendrada en un pasado muy lejano y en circunstancias bastante extraordinarias.

El funcionalismo orgonómico afirma que todos los sistemas naturales, y comprendiendo las galaxias, la vida y la materia, se someten a un proceso de creación continuo, gracia as la superposición de unidades de energía orgonómica cósmica. Por la función de superposición, Reich explicaba igualmente como el hombre y toda forma viviente se enraízan en la naturaleza. La cuestión que se planteaba Reich era la siguiente: ¿Cuál es la función natural, unitaria, que une al hombre y las áreas animadas e inanimadas en la naturaleza donde dibuja sus orígenes? La superposición de energía orgónica desprovista de masa es – según Reich- el principio funcional común que une los diversos campos de la biología, de la física y de la astrofísica.

Para el funcionalismo, toda forma viva esta gobernada por una pareja de funciones mecánicas, la tensión y la relajación, que esta funcionalmente asociada a una pareja de funciones energéticas, la carga y la descarga, y esto según una secuencia específica. La pulsación de la anergia orgónica asegura el mantenimiento de la secuencia y la combinación específica de estas dos funciones, que es la siguiente: tensión mecánica, seguida de una carga energética, seguida de una descarga energética y finalmente una relajación mecánica. Esta secuencia es el mismo ritmo de la vida, Reich  lo llamó la formula del orgasmo o de la vida.

Las etapas de la investigación de Reich.

Reich ha realizado un trabajo pionero en prácticamente todos los campos de la investigación fundamental sobre las ciencias naturales. ¿Qué es lo que hace a Reich como individuo, y su trabajo tan originales? Sigamos por un momento la cronología de sus investigaciones. Ha comenzado en el campo más superficial de la psicología durante el periodo psicoanalítico para abrirse enseguida al campo social, descubriendo el fundamento social de la miseria humana. Esto luego le llevó a un campo más extenso, el de la naturaleza y descubrió la coraza biológica. Su trabajo le condujo finalmente al campo de la física y de los espacios cósmicos. Su trabajo partió de los campos superficiales del conocimiento para ir finalmente a profundizar, dejando la disciplinas más estrechas para extenderse a esferas más amplias. Además cada campo de investigación era puesto en relación funcional como aquel que había estudiado con anterioridad. Así los diferentes campos de la naturaleza han estado unificados en la teoría como en la práctica. Zonas distintas y separadas de la investigación científica, creadas artificialmente por la ciencia mecanicista moderna, han estado unificadas gracias a las relaciones funcionales encontradas por Reich a lo largo de su investigación.

La segunda razón que explica la productividad creativa de Reich, es su modo de razonamiento y de observación únicos. El pensamiento de Reich se ha distinguido cualitativamente y cuantitativamente de los modos de pensar tradicionales. Nadia, ni antes ni después, no ha sabido utilizar su técnica con tanto rigor ni analizar la naturaleza con tanta precisión como él. La utilización de este modo de pensamiento y la observación es crucial si uno quiere determinar si se quieren determinar las evoluciones posibles de la investigación natural. Las observaciones imparciales y el contacto permanente con la naturaleza han permitido a Reich descubrir la energía  en la obra de la naturaleza en todas sus formas, Reich era único, en que él era capaz de ver la naturaleza tal como es realmente y de razonar sobre ella. Era como en niño que se obstinaba en ver al emperador sin sus ropas. Así vivió, en la soledad, con miles de años avanzado a su época, prácticamente desatendido de todos.

*     *    *

domingo, 24 de julio de 2016

ORGONOMIA Y COSMOLOGIA ( II )

 Esta entrada es la continuación de la publicada en el blog el dia 17 de julio. Corresponde a la traducción del texto leído en la 1ª reunión anual de información sobre orgonomía que tuvo lugar en Niza el 8 de septiembre de 1987 y que se publicó en la Revista: Sciencies orgonomiques.2º Année nº8- 1987.

El texto pertenece al Dr. Charles Konia. Médico orgonomista y psiquiatra, Easton, Pennsylvanie. Vice-presidente del Colegio Americano de Orgonomía, Princeton, New-Jersey (1987)

(. . . )


Características de la energía orgónica

Según el funcionalismo orgonómico, la energía orgónica desprovista de masa es la base de todo fenómeno natural, comprendiendo la materia, la energía electro-magnética y las funciones del tiempo y el espacio. El tiempo y el espacio son igualmente funciones secundarias que se derivan del movimiento de la energía orgónica. El movimiento espontáneo constituye una de las características  fundamentales de la energía orgónica. La masa se crea continuamente a partir de la energía orgónica primaria repartida en el universo a través de la función de superposición. Todas las energías secundarias en la materia, tal como: la electricidad estática, el electromagnetismo, la energía nuclear, provienen de esta energía orgónica primaria que llena todo el espacio. No hay vacio en el espacio, solamente zonas de concentración más o menos fuerte de energía orgónica.

Dirección del movimiento de la energía. El mecanicismo afirma que la energía se desplaza de las concentraciones más altas hacia las concentraciones menos elevadas. La segunda ley de la termodinámica afirma que cuando un intercambio libre de calor se produce entre dos cuerpos, el calor pasará obligatoriamente del cuerpo más caliente al cuerpo menos caliente; toda sustancia posee una capacidad definida de trabajo, en función de su estado calorífico. Esta energía se acerca al cero a medida que la temperatura del cuerpo se dispersa y se acerca al cero absoluto. Cuando la energía disponible disminuye, La física clásica pretende que la entropía del universo aumenta constantemente y que el universo morirá, falto de calor, puesto que todo habrá alcanzado la misma temperatura.
Según el funcionalismo orgonómico, la energía se desplaza no solamente de concentraciones más elevadas hacia concentraciones menos elevadas, como lo afirma merecidamente el mecanicismo, sino de concentraciones más débiles hacia concentraciones más fuertes. Toda energía secundaria en la materia fluye en efecto de los potenciales más fuertes hacia los potenciales menos fuertes, de acuerdo con la segunda ley de la termodinámica. La energía orgonica por el contrario, se desplaza en la dirección opuesta, es decir del potencial menos elevado hacia el potencial más elevado; llamamos a este fenómeno el potencial orgonómico.

Cualidad del movimiento. Según los mecanicistas, todo movimiento es la consecuencia de procesos materiales; esto permite hacer previsiones concernientes al movimiento y constituye la base que hace posible la construcción de máquinas y la elaboración de la mecanización. Todo movimiento de la materia no viva está definido según las tres leyes del movimiento de Newton. Por el contrario, la energía secundaria se desplaza muy rápidamente. La energía electromagnética, por ejemplo, se desplaza a la velocidad de la luz, es rectilínea; es decir se desplaza siguiendo una línea recta. El movimiento curvilíneo ocurre sólo cuando una fuerza exterior regular es aplicada a una partícula en movimiento, por ejemplo: la órbita de los planetas alrededor del sol, el debilitamiento de la luz de una estrella debido al campo gravitacional estelar, o el movimiento en espiral de electrones en un campo magnético. La energía secundaria es siempre polarizada. Por ejemplo: el magnetismo, la electricidad, las partículas subatómicas pueden estar divididas en cargas negativas i positivas.
En general esta energía no depende de las funciones orgonóticas en la atmósfera, incluso si los procesos orgonóticos muy fuertemente cargados pueden ejercer una acción sobre ella. Finalmente, las energías secundarias se acompañan de efectos nefastos, en efecto destructivos, para los sistemas vivos. A diferencia de las energías secundarias, la energía orgonica se desplaza espontáneamente, nada la empuja a moverse. En su estado natural, se esta moviendo constantemente, penetra todo a velocidades variables. La materia orgánica atrae y retiene la energía orgónica, la materia inorgánica (los metales) la rechaza después de haberla atraído. El movimiento de la energía orgónica es relativamente lento, ondulatorio, así es posible observar las manifestaciones visualmente (como por ejemplo la luminosidad de una cámara oscura de orgón) o seguir el flujo de la energía alrededor de la tierra de Oeste a Este. El mismo movimiento puede estar percibido como una pulsación fluida en los sistemas vivos o como un plasma que fluye en la aurora boreal. El movimiento es siempre curvilíneo, nunca rectilíneo, traza espirales que son típicas. El movimiento no es polarizado y sus funciones dependen fuertemente de las funciones energéticas de la atmósfera.

( continúa. . .)

domingo, 17 de julio de 2016

ORGONOMÍA Y COSMOLOGÍA ( I )

Nos vamos acercando ya al periodo de vacaciones en el que como en años anteriores la actividad del blog queda parada por el descanso de  las vacaciones de verano. Pero, aún tenemos días por delante.

Hoy y en las próximas semanas iremos subiendo al blog la traducción del texto leído en la 1ª reunión anual de información sobre orgonomía que tuvo lugar en Niza el 8 de septiembre de 1987 y que se publicó en la Revista: Sciencies orgonomiques.2º Année nº8- 1987.

El texto pertenece al Dr. Charles Konia. Médico orgonomista y psiquiatra, Easton, Pennsylvanie. Vice-presidente del Colegio Americano de Orgonomía, Princeton, New-Jersey (1987)




ORGONOMIA Y COSMOLOGIA


Dr. Charles Konia
Médico orgonomista y psiquiatra, Easton. Pennsylvanie
Vice-presidente del Colegio Americano de Orgonomia, Princeton, New-Jersey


Hay dos cuestiones fundamentales a las cuales la cosmología debe encontrar una respuesta adecuada: debe comprender el origen, la función y la estructura del universo de forma objetiva y debe comprender también como el hombre se enraíza en la naturaleza. La cosmología debe ser capaz de reconciliar la naturaleza subjetiva del hombre con el universo objetivo que lo rodea.

A través de la historia, la cosmología ha estado dominada por ciertos modelos de pensamiento. Desde hace dos mil años, la forma en que el hombre percibe la naturaleza a su alrededor a estado gobernada esencialmente por el  misticismo, o por el materialismo mecanicista. Antes del siglo XVI y el advenimiento de Copérnico, Tycho Brahé, Kepler, Galileo y Newton, la cosmología caía principalmente en el dominio religioso o místico. Estos hombres dieron un golpe mortal a la doctrina de la iglesia. Demostraron, entre otras cosas, que el sistema de Ptolomeo era erróneo (es el sol y no la tierra el que está en el centro del sistema solar); a continuación, los trazados descritos por los planetas alrededor del sol son elipses y no círculos perfectos; demostraron además, que debido a las manchas solares, el sol no era un cuerpo celeste inmaculado; y finalmente han mostrado que otros planetas como Júpiter se comportan como verdaderos sistemas solares en miniatura.

De estos descubrimientos sobre la naturaleza física se deduce, que el hombre no es único y situado en el centro del universo como había pretendido la doctrina de la iglesia y que, por otro lado, era posible  comprender la naturaleza por la razón.

En el siglo XIX, el trabajo de Darwin tuvo un efecto similar en el terreno biológico. Darwin demostró que el hombre comparte antepasados con los animales inferiores. Una vez más, esto probaba que el hombre no es único en el sentido místico del término.

Entre el siglo XVI y el XX, la doctrina cosmológica mística sufrió una transformación profunda, metamorfoseándose en una forma de pensamiento que llamamos materialismo mecanicista, no menos fundamentalmente destructivo para la humanidad- la naturaleza estaba concebida esencialmente como una máquina y la materia como el fundamento de todo fenómeno físico, incluidos los seres humanos. Esta nueva orientación también sufrió una aplastante derrota en tondos los campos excepto en uno, el reino circunscrito de la máquina y de la tecnología mecánica. Es probable que así como el mecanicismo ha reemplazado al misticismo, el funcionalismo orgonómico remplazará el mecanicismo dentro de unos pocos siglos venideros. De momento la cosmología está basada sobre la búsqueda de soluciones matemáticas a ciertas ecuaciones, aquellas sobre todas que están en relación con la teoría general  de la gravedad, propuesta por Einstein, y con ciertas observaciones que parecen confirmar las conclusiones matemáticas.

Hablaré pues de lo que distingue fundamentalmente la cosmología mecanicista de la cosmología funcionalista. Para el mecanicismo la masa es primordial;  ella es el fundamento de todo fenómeno natural. La materia y la energía electromagnética provenientes de la materia han existido siempre, su origen y su función no han sido nunca puestas en cuestión.

Hasta el final del siglo XIX aproximadamente, se consideraba como admitida la existencia de un fluido sutil y universal: el éter- el medio a través del cual la energía electromagnética se suponía que se propagaba. Un experimento realizado alrededor de 1880 y llamado el experimento Michelson- Morley, estaba destinado a demostrar la existencia del éter, pero debido a algunos prejuicios referentes al comportamiento del éter, se concluyo que éste no existía. Como resultado de este error se llevó a descuidar las funciones energéticas desprovistas de masa, y a considerar el espacio como estando vacío, preparando así el terreno para la teoría de la relatividad de Einstein.

(Continúa...)


jueves, 7 de julio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA. LA ALIMENTACIÓN ALQUIMICA II ( segunda parte)

Aquí teneis la continuación del articulo publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 41 de la revista bimensual GiroSalut. La primera parte la publicamos en el blog el dia 4 de julio. Esperamos que lo disfruteis.

(...)

La continuidad es una de las características del proceso de la alimentación alquímica: el producto de un primer estadio digestivo se convierte en materia prima para el segundo y así sucesivamente. De manera ininterrumpida, la materia alimenticia, a través de las secreciones del hígado y las demás encimas digestivas, se va convirtiendo en la forma i esta en energía al pasar por el cerebro a través del torrente sanguíneo. Esta última energía mental será la que dará color a la vida emocional e intelectual del comensal. De esta forma, la transformación alquímica de la materia (cruda o cocida) en el plato, depende, no únicamente de su calidad culinaria, sino de cómo ha estado transmutada hacia niveles más sutiles en la escala de las energías humanas y que será digerida por el comensal de acuerdo con su propia cultura gastronómica.

Fray Albert Maria Berenguer me hablaba de esta sacralización que es ciclo completo de la alquimia y que esta omnipresente en toda la naturaleza, y también en proceso constante de transmutación cósmica. Mientras paseábamos por las huertas de Poblet, me decía: “Mira, observa con tus propios ojos. Las plantas incorporan sales metálicas. Los invertebrados hacen suya la materia digital. Los vertebrados incorporan la totalidad de las plantas. El hombre digiere las plantas i demás vertebrados e invertebrados. Pero únicamente una criatura es capaz, ella sola, de digerir todos los reinos de la naturaleza, incluso los caparazones, las espinas y los huesos. Esta criatura viviente está delante tuyo: es nuestra madre Tierra”.

Y es que para esta clase de alimentación alquímica es esencial el conocimiento exhaustivo de las plantas condimentarías y su significado para la alimentación. Si descubrimos un viejo herbario de la edad media, o simplemente nos permitimos observar un libro de cocina del siglo pasado, comprobaremos con sorpresa que nuestros antepasados sabían más que nosotros en esta materia. Nuestros platos parecen necesitar de este arte milenario. El célebre libro de cocina de Apicius, escrito en tiempos del emperador Tiberio y que Fray Albert parecía conocer muy bien, incluye ya, los más conocidos de nuestros condimentos actuales.

La bibliografía culinaria de Fray Albert no son  los críticos gastronómicos que no le pueden enseñar algo que ellos ya dejaron de practicar hace mucho tiempo. Son simplemente el consejo de la abuela, los recuerdos de los sabores de la infancia y los errores de la temporada pasada. Sus conservas para guardar todo el año se nutren de la sabiduría que se apoya en la riqueza humildad. Un estilo de vida, viejo y nuevo al mismo tiempo, que llamamos autosuficiencia. Sus operaciones alquímicas: ahumar, salar, secar al sol, colgar en la despensa, cocer al baño María, dejar al sol y sereno y, toda la ayuda de los recursos naturales son su arte culinario. Como la ardilla y la hormiga, los monjes de Poblet comen en invierno los frutos que recogen en verano.

La cocina y el refectorio del Monasterio de Poblet son su corazón y su aparato digestivo, de la misma forma que la basílica y la sala capitular representan su sistema nervioso. La alquimia de Fray Albet Maria Berenguer trata de promover una nueva concienciación de la propia curación por las energías naturales. En el refectorio del siglo XIII los monjes comen en silencio y mastican los alimentos de manera armoniosa. Los principios de su dieta frugal nos conducen hacia un tipo de alimentación lejos de las substancias artificiales empleadas en la preparación de los alimentos de hoy en dia.

El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.
www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com


sábado, 2 de julio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA. LA ALIMENTACIÓN ALQUIMICA II ( primera parte)

Continuando con el tema de las últimas entradas editadas en el blog, aqui teneis el articulo del  Dr. Carles Frigola publicado en el número 41 de la revista bimensual GiroSalut.
En este articulo nos habla sobre la alimentación alquímica, una alimentación a la que todos los sentidos están invitados y en la que la experiencia del tiempo y el espacio cobran una nueva dimensión. Me atrevería a decir que esta no es una alimentación "útil" siguiendo unas pautas generalizadas actuales que buscan una utilidad en todos los campos y,  que en concreto en el ámbito de la alimentación se centra en gran parte en mantener el peso, adelgazar, engordar, mejorar un rendimiento deportivo etc.. 
La alimentación alquímica nos devuelve la experiencia de nuestra integridad ya que abarca todo nuestro ser y nos conecta con la naturaleza de la que formamos parte.






LA MEDICINA ORGONÓMICA

LA ALIMENTACIÓN ALQUÍMICA II

Cada año al amainar los fríos del invierno, acostumbro a pasar unos días en el monasterio de Poblet conviviendo con los monjes y disfrutando de su hospitalidad. En cierta ocasión Fray Albert María Berenguer me invitó a visitar su laboratorio alquímico. Más que una cocina tradicional parecía una nave Galáctica. Instalada en un edificio del s.XV bastante bien conservado, su cocina me recordaba un laboratorio espacial, en donde todo parece estar diseñado por un ordenador. Los modernos aparatos electrodomésticos están espaciosamente alineados entre vidrieras que evocan que aquí el tiempo humano no existe. Los capiteles góticos que observamos desde dentro nos llevan inevitablemente a la historia de las piedras. A pesar del toque moderno, su cocina conserva íntegramente un clásico espíritu de finuras que mezcla la tradición culinaria con los olores y las especias. Un tipo de sensibilidad que es capaz de producir platos exquisitos.

Los olores tienen la capacidad de sumergirnos en un universo lleno de sensaciones, estímulos y percepciones. Los olores culinarios crean universos y nos conectan con la memoria atávica de la humanidad. Los sacerdotes egipcios conocían  el poder de los olores en las emociones humanas y en su conexión con el cerebro. Comprendían  la estrecha relación que existe entre los olores y la salud, la respiración y la mente. El historiador Plutarco relata que a la caída del crepúsculo, en algunos restaurantes del antiguo Egipto, se quemaban perfumes naturales de efectos tranquilizadores y sedantes (probablemente adormidera y beleño negro), con los cuales se impregnaba la atmósfera. Los antiguos egipcios ya conocían la cerveza y elaboraban más de veinte clases diferentes de pan.

Cervantes escribió en boca del Quijote: “La salud del cuerpo se fragua en la oficina del estómago.” La salud del estómago se forja, a su vez, en el laboratorio alquímico de la cocina. Los maestros cocineros que son los auténticos celebrantes de este antiquísimo arte, conocían las diferentes combustiones y sus exactas temperaturas en relación a cada utensilio con que preparaban el plato definitivo. Las diferentes maneras de cocinar, en armonía con cada uno de ellos: cobre, barro, arcilla, porcelana, hierro esmaltado, acero inoxidable, pírex, teflón, etc., son verdaderas operaciones alquímicas que sirven para elaborar cada alimento en relación con su energía específica, de acuerdo con el refinamiento culinario y cultural.


Cada alimento deriva de un determinado nivel de organización de la materia. Comemos alimentos orgánicos de los diferentes reinos de la naturaleza e incorporamos su fuerza vital, que transformaremos en altos niveles de energía mental. El hombre que sabe comer bien, transmutará la materia en energía psíquica. O como le pasaba a Salvador Dalí, que después de comer marisco en Can Duran de Figueres, podía transformar su sustancia orgánica en pintura y en arte. La personalidad es el órgano de la digestión de la experiencia.

( Continúa...)

miércoles, 22 de junio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA. LA ALIMENTACIÓN ALQUIMICA ( Continuación)

Aquí tenéis la continuación del artículo que subimos al blog la semana pasada y que corresponde al que el Dr.Carles Frigola ha publicado  en el nº 40 de la revista bimensual GiroSalut. El articulo trata  sobre la alimentación Alquímica

(...)


Neumark creía que Juan de Temporibus conocía un secreto basado en los seis procesos cósmicos que resultan de la interacción de tres fuerzas o elementos básicos. La sal, el sulfuro y el mercurio, fuerzas ya probadas y reconocidas definitivamente por os alquimistas del Siglo XVII.

El lector ya habrá reparado que estos elementos no alcanzan lo que la farmacopea actual quiere decir cuando habla de ellos. La sal representa la estabilidad mental y la orientación temporal; el sulfuro es la movilidad mental al mismo tiempo que la orientación espacial, mientras que el mercurio es la fusión de los dos; el catalizador. Todos juntos dan lugar a las seis operaciones alquímicas: la coagulación, la disolución, la sublimación, la putrefacción, la separación y la transmutación. Esta última es la palabra clave de la alquimia. Una reacción que es a la vez somática (química)  y psicológica, como el paso de la enfermedad a la salud, de la vejez a la juventud, de la fachada social neurótica al núcleo del si mismo sano, de estar muerto emocionalmente a renacer hacia una nueva realidad. Siempre son cambios positivos y definitivos (nunca de degradación), como son la salud, la longevidad y la inmortalidad.

Curiosamente estas operaciones reflejan las seis formas en que el Sol, la Tierra y los Planetas se combinan de acuerdo con los tres procesos naturales que son la vida, la materia y la forma. Los hombres son seres vivos, poseedores de una bioenergia y, como tal, pertenecemos al Sol. Estamos compuestos de carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y calcio (el 80% somos agua) y pertenecemos a la madre Tierra Gaia. También somos diferentes los unos de los otros en el color de la piel, en el tamaño de nuestro cuerpo, en la velocidad de reacción: todas estas cualidades se las tenemos que agradecer a los Planetas.

La medicina popular no ignora la interrelación que existe entre los diversos sistemas corporales: digestivo, muscular, sanguíneo, nervioso, etc. Además existe el sutil equilibrio entre el magnetismo de un metal, que corresponde a un planeta, y los plexos nerviosos correspondientes.
El libro de Neumark cita este principio básico, que es el verdadero concepto alquímico de la alimentación.

La alimentación, la respiración y el pensamiento participan de cronobiologías diferentes, pero curiosamente conectadas formando partes de divisiones micro cósmicas que definen el tiempo individual. Cada cosa en su justo momento. Durante el periodo de un día, el hombre come, respira y piensa, y en una vida de ochenta años lo hará durante veinticinco mil días.

El ciclo de la digestión de los alimentos dura, más o menos veinticuatro horas. La digestión del aire o respiración entres tres y cinco segundos, que es el periodo completo y definitivo del hombre. Esto es así porque en cada respiración somos capaces de llevar a nuestra mente un nuevo pensamiento. La verdadera alimentación alquímica no se basa exclusivamente en la asimilación de los alimentos. Poseemos otra clase de nutrición que es la de nuestras percepciones, por medio de las cuales incorporamos la vida “digerida” por nuestros ojos.


Así pues, nuestro tiempo mundano se compone de momentos para la percepción (digestión ocular), momentos para la respiración i plenitud (digestión del aire), nuestras comidas o digestión de los alimentos y finalmente nuestra propia vida, que el la digestión alquímica de todas nuestras experiencias. Seguiremos con el enigmático Sr. Neumark y con los procesos humanos de crecimiento y decadencia en el próximo número de Girosalut.


El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.

www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com

miércoles, 15 de junio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA. LA ALIMENTACIÓN ALQUIMICA


A continuación compartimos con vosotros el articulo publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 40 de la revista bimensual GiroSalut sobre la alimentación Alquímica. La conexión entre alimentación , respiración y pensamiento. 
Esperamos que lo disfruteis. 









LA MEDICINA ORGONÓMICA


LA ALIMENTACIÓN ALQUÍMICA

Dr. Carles Frigola


El deseo de alargar la vida es tan antiguo como el hombre. Los alquimistas árabes, partiendo del xerion griego, trabajaron arduamente en la elaboración del al-ikir, de donde proviene la palabra elixir, que rea, según la tradición, el polvo seco de la piedra filosofal, la que producía la longevidad. Los alquimistas experimentaron en su propio organismo los efectos del elixir de la larga vida y todos ellos la gozaron hasta una edad muy avanzada. Raimon Llull vivió hasta los 80 años; Alberto Magano vivió hasta la respetable edad de 87 años, Arnau de Vilanova hasta los 73, Roger Bacon hasta los 80 años y Bernat de Trevissà hasta los 84 años, teniendo en cuenta que en aquellos tiempos la esperanza de vida no superaba los 35 años.

Siguiendo la ruta alquímica de Luigi Cornaro, un noble veneciano que vivió cien años (1467-1566), autor del libro Discorsis della Vita Sobria, me encuentro en la primavera del 1983 en el Monasterio de Poblet. Allá, en su biblioteca, esperaba encontrarme el libro definitivo que me daría la clave que serviría para adentrarme en el caput Nili, y esta vez en la compañía de un maestro invisible. Cada año al llegar las primeras calores, tengo la costumbre de pasar unos días conviviendo con los monjes, participando de las reglas de S. Benet, disfrutando de su hospitalidad y de algo que hoy en día se puede considerar un lujo aristocrático, que es, ni más ni menos que el silencio; una experiencia de la habla tantas veces Josep Pla.

Había leído en los últimos trabajo de C.G.Jung que había subrayado la existencia de conexiones entre visones, lo sueños y lugares magnéticos. Su término localización psíquica corroboraba la idea de que las visiones y los sueños de un mismo arquetipo tenderían a pasar en la misma localización geográfica, independientemente del tiempo y la cultura. La creencia de que ciertos lugares son especialmente favorables para la búsqueda del si mismo, lugares que servían para conectar a la persona con sus arquetipos exactos, me llevó a escoger Poblet como punto de partida. Tal creencia probablemente fuera compartida por otros muchos escritores y pensadores que escogieron este lugar para sedimentar sus ideas y plasmarlas en  el papel.

Hay dos universos mundanos que constituyen el que hacer espiritual de un monasterio cisterciense: el refectorio y el escriptorim. Fray Maria Berenguer era el maestro-cocinero de Poblet que ejerció su tarea “angelical” durante más de veinticinco años, era un poeta y un verdadero alquimista. Sus guisados, compotas i ratafías de nueces eran esperados con deleite. Pero lo más inversemblante era que Fray Albert conocía los aforismos de Luigi Cornaro.

“Al que quiera comer mucho yo le recomiendo comer poco, ya que el comer poco larga la vida y, a fin de cuentas, quien ha vivido más años es quien ha comido más”

Con el permiso del Abad y la ayuda inestimable de Fray Marc Vallés (que bien nos podría obsequiar algún día con el esperado libro Pla i Poblet), una de las personas que realmente conocía al escritor de Llofriu, tropecé, después de mucha paciencia y tiempo, con algunos viejos manuales de alquimia. Había empezado el camino hacia nuestro enigmático personaje Juan de Temporibus.


En mis manos cayó un curioso libro editado en Valencia el año 1830 con un título muy sugestivo: La medicina sin médico: manual de la salud para prevenir y curar enfermedades sin asistencia ajena; un autentico libro de autoayuda, como diríamos hoy en día. En este libro se cita varias veces al Sr. Neumark, que había publicado a principios del Siglo XVIII, a Ratisbona, antigua capital de Baviera, un raro opúsculo  que trataba de los medios alquímicos para poder llegar a una edad avanzada. Describe muchos ejemplos de personas que, siguiendo sus consejos, habían vivido entre noventa y cien años. Aún así, el personaje que mas impresionó al Sr. Neumark fue Juan de Temporibus, que murió en Alemania el 1028 y que había sido escudero del emperador Carlomagno, lo cual le hizo suponer que poseía un elixir que le permitía llegar a una edad más que respetable: con toda seguridad fue la persona más vieja de la Edad Media.

( continúa...)



jueves, 2 de junio de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA - LA TRAMONTANA Y LA SALUD ( continuación)

Aquí tenéis la continuación del articulo editado en el blog el pasado 16 de mayo y que ha sido publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 39 de la revista bimensual Girosalut.


(...)

ELS TOCATS DEL BOLET

Algunas setas son alucinógenas. Las setas entran en la gastronomía popular en el siglo XVIII de la mano de las mujeres.
Aquí incluiría la locura de los cocineros y restauradores, que con su locura han hacho de la cocina un arte. Los más populares de los “tocats del bolet” serían Ferrán Adrià, los hermanos Roca y el cocinero Subiros del Motel. Ellos serian los alquimistas actuales, como Arnau de Vilanova que fue el médico el rey Jaime II a quien curó de todas sus dolencias. Dentro de esta tipología incluiría  a mi antiguo amigo (cocinero del Monasterio de Poblet) Fray Albert María Berenguer o la Lidia de Cadaqués que estaba enamorada de Eugeni D’Ors y que cocinaba en Cadaqués para los surrealistas amigos de Dalí. Allá en Poblet- en donde cada año acostumbraba a pasar unos días con los monjes- encontré un libro sobre la cocina medieval del siglo XV. Algunas de sus recetas la publiqué en el libro “Los Ángeles Caídos”.

Y finalmente ELS TOCATS DE LA TRAMUNTANA
Joan Maragall definió El Ampurdán como El Palacio del Viento. Todos tenemos la necesidad de crear mitos, porque sin mitos no hay identidad colectiva. Cada pueblo tiene la necesidad de crear un mito, como las fiestas populares: del “allioli”, del conejo, de la cereza, del aceite, del paisaje, del queso, del buñuelo, del vidrio, etc. En Creixell, mi pueblo, también hemos creado el mito: “ El Caballero Templario Dalmau de Creixell” que ganó la batalla de las Navas de Tolosa el año 1212. En Figueras encontramos el mito del general Álvarez de Castro, héroe de los sitios al Castillo de Figueres i Girona. Todos los “tocats de la tramuntana” tienen unas actitudes sanas, egocéntricas i etnocéntricas como el naturalista Jordi Sargatall, con su locura creativa por los pájaros y las cigüeñas.
Los lectores habéis de diferenciar entre enfermedad mental y locura. Antes en psiquiatría no estaba muy claro. Una vez separada la enfermedad mental de la locura, podemos decir que todo el mundo tenemos un momento delirante en la vida. Y suerte que lo tenemos. Porqué la parte loca de la mente está conectada con la parte creativa. La escuela moderna del psicoanálisis ha descubierto que tenemos en nuestro inconsciente un inmenso potencial y la necesidad de expresar-lo con la creatividad humana. Un mundo mítico e inconsciente que está dentro de todo ser humano y que es necesario descubrir y liberar. Esta podría ser una de las tares del psicoanálisis.
El viento de tramontana crea a los lunáticos ampurdaneses con nuestras típicas manías: nos saludamos o no según el estado de ánimo del momento (según como sopla el viento). Tal como decía Pere Corominas: “Si no fuera por la tramontana, ni vosotros los ampurdaneses seríais tal como sois, ni esta plana no seria el Ampurdán”.

El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.
www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com




lunes, 16 de mayo de 2016

LA MEDICINA ORGONÓMICA - LA TRAMONTANA Y LA SALUD


En esta ocasión queremos compartir este articulo sobre la tramontana y la salud, publicado por del Dr. Carles Frigola en el nº 39 de la revista bimensual GiroSalut.

La palabra tramontana proviene del latín: trasmontanus-i  "ir más allá de las montañas" , es un viento del norte, que realmente aquí en el Empordà nos lleva más allá y al mismo tiempo nos enraiza  a la tierra.

Algunos términos del articulo no los hemos traducido al castellano  porque se desvirtuaría su significado y daría lugar a una interpretación no correcta. Consideramos, sin embargo, que no dificultan la comprensión del texto. Esperamos que disfruteis de su lectura.







LA MEDICINA ORGONÓMICA

LA TRAMONTANA Y LA SALUD

Dr. Carles Frigola

Durante los años 1980 iniciamos con el pintor Evarist Vallés, Meli y Enric Sabater, que eran los fotógrafos de Dalí , el escritor Luis Racionero , Siset Costa y otros escritores i conocidos políticos de la época unas tertulias en el pueblo de Albons todos los jueves del año. También había algunas mujeres, que por cortesía, no diré los nombres. Ellas ponían la sal de la vida. Recorríamos la provincia de Gerona como una ruta gastronómica i seguíamos, como maestro iniciático de ceremonias, a el escritor Josep Pla por todos los buenos restaurantes de los pueblos: desde Ca la Nasia en la Vall de Bianya, Ullastret, Mollet de Perelada, Lladó, Albons i Torroella de Montgrí entre otros.

Era una tertulia que e alargaba hasta las seis de la tarde y yo aprovechaba para preguntarle al cocinero quien era la persona del pueblo que ejercía la medicina popular: el “curandero” el pueblo o la gente del pueblo más interesantes y peculiares que destacaban por encima de los demás. Escribí un libro “Los Ángeles Caídos” (editorial Paniker-Kairos) en donde hice un estudio antropológico de los factores de la curación (el aire, el fuego, la tierra, el agua) y llegué a la conclusión, entre otras cosas, de que existían tres tipos de locura: Els tocats de l’ala, els tocats del bolet, y els tocats de la tramuntana. Para mi la locura no es igual a la enfermedad mental.

El “curandero” más famoso de todos los que he conocido era el Siset de Albons. Citaba a sus clientes a su casa, una típica casa de “pagés” muy antigua y vieja y, después de realizar un primer diagnostico los invitaba a comer (nunca a cenar) a los restaurantes cerca de la zona.

Yo mismo recuerdo una vez en que estaba muy deprimido (por asuntos familiares) y en Siset me dijo: “Quedamos para comer en un restaurante de Torroella de Montgrí”. Todavía recuerdo lo que comimos. De primero: tapas de calamares, pulpos, sepias pequeñas, gambas, cigalas, caracoles de mar y todo tipo de marisco y de segundo un buen lenguado. Todo bien regado con un buen vino blanco.

Yo quería pagar la comida y me dijo: “No, hoy pago yo. Tu estás demasiado deprimido”. He de decir que llegué a Creixell completamente rehecho. Esta psicoterapia gastronómica de Siset tenía su efecto: era un gran conversador y tertuliano.

Los clientes de Siset, agradecidos también por los efectos de su pomada natural alquímica que se remontaba al siglo XVIII con ingredientes raros recogidos de todo el mundo y que le traían desde Ámsterdam (para todo tipo de enfermedades de los huesos, desgaste articular, ligamentos torcidos, problemas de menisco, etc.) formaban una parroquia de mucha gente diversa. Entre ellos estaban Camilo José Cela, futbolistas de élite, actores de teatro y hasta incluso el escritor Luís de Vilallonga. Todos ellos también querían pagar la comida pero él nunca les dejó. Un día le pregunté: “Siset, ¿Qué es lo que realmente cura las enfermedades articulares, reumatológicas, esguinces, torceduras y fracturas de tus pacientes?” Siset me dijo: “Tres cosas: mi pomada, la comida de las tertulias y el Ampurdán. Yo soy el maestro de ceremonias, como un alquimista que mezcla todos los ingredientes ¿No es lo mismo que tú haces como psicoanalista?” He de decir que la famosa pomada de Siset era muy cara, yo no sé si incluía también sus propios honorarios como maestro de ceremonias o la factura del restaurante.

ELS TOCATS DE L’ALA

Según mi opinión, la expresión viene del ala de los ángeles, gente con “un don especial”. En esta tipología situaría a Salvador Dalí, Alexandre Deulofeu y el poeta Fages de Climent con su poessia Oración al Cristo de la Tramontana. También el pintor Evarist Vallés y el filosofo Francesc Pujols. Todos tenían una cierta locura encima suyo con un concepto cósmico de la vida, Jo los llamo Locos del Ampurdán.

Recuerdo a Evarist Vallés pintando la tramontana con sus gabarrotes sobre el cielo ampurdanés como si fueran esparcidos por el viento. También estaría aquí el amigo y maestro Esteve Albert, creador de los pesebres vivientes en Catalunya.

( continúa...)