viernes, 26 de diciembre de 2014

LOS BIÓNES DE ARCILLA (III)

Esta es la continuación de la entrada publicada en el blog el dia 10 de diciembre y que corresponde a el artículo publicado por el Dr. Guiseppe Cammarella en la revista Sciencies Orgonomiques  3r Année nº11-1988.

Radiación orgónica local por biónes de arcilla

Reich dice:

“El antiguo método de cuidados por medio de las cataplasmas de arcilla era bastante sensato. El barro es una tierra rica en biones y por lo tanto rica en energía orgónica. Aún así, no es posible disponer de ella siempre y su aplicación es poco práctica, y complicada. La experiencia vigésima ha permitido saber como extraer y luego aplicar la energía biológica presente en el humus. Con esta experiencia podemos obtener lo que sigue:

1) Agua rica en orgón que se puede utilizar para estimular el crecimiento (plantas, etc.);

2) Copos obtenidos por la congelación del agua biónica. Estos copos tienen una importancia teórica fundamental para comprender la biogénesis primaria

3) de la tierra rica en biones, recogemos los biones de tierra, residuos de la filtración del agua orgónica, y los conservamos en seco en bolsitas de tela de diferentes dimensiones que cosemos después. El tratamiento consiste en humectar una de las bolsas de biones de tierra y aplicarla sobre la parte dolorosa o inflamada. El dolor desaparece rápidamente y, como la energía orgónica es administrada por vía externa, se evita al organismo un cierto esfuerzo sistémico, ya que sólo tiene que utilizar toda la energía de que dispone para luchar contra la inflamación de la zona afectada. (1)

Podremos elegir, colocar la arcilla sobre la piel directamente o contenida en las bolsitas: cualquiera que sea la forma de emplearla, la arcilla aporta su fuerte carga energética, puesto que contiene biones portadores de energía orgónica. Antes de ser mezclada con agua, la arcilla está en estado inerte y contiene esta energía. El agua ha liberado no únicamente los biones sino también la energía que estos contienen. La arcilla actúa siempre y en todas partes puesto que contiene la energía orgonica del cosmos que difunde en el organismo; absorbe al mismo tiempo el DOR presente en el organismo enfermo, existe pues un proceso de limpieza radical.

Uso medico de la arcilla

Como todo remedio natural, la arcilla permite a los síntomas exteriorizarse y pone en evidencia el estado real del organismo. Los biones de arcilla, además de su efecto energético, tiene otros efectos tales como: una acción bactericida, una acción revitalizadora de los glóbulos rojos; el aumento del poder amortiguador  del cuerpo, la neutralización de residuos nitrogenados; la eliminación de los ácidos, etc. (3)

La arcilla tiene el doble poder de extraer y luego absorber los elementos tóxicos o de estimular su evacuación. Dado que ella destruye las bacterias, puede utilizarse para descontaminar el agua. Posee propiedades antisépticas, antibióticas y antitóxicas (sobretodo contra ciertos venenos).

La eficacia de la arcilla es sorprendente. Actúa tanto sobre las enfermedades internas como sobre las enfermedades cutáneas o lesiones de todas clases. La actuación de la arcilla se ha demostrado eficaz en casos de disentería, quemaduras graves, picadas de insectos y de toda clase de afecciones agudas y crónicas. En los casos graves, si ella no cura directamente, facilita o activa los otros cuidados. Cualquiera puede encontrar en la arcilla una ayuda preciosa  e inmediata en caso de necesidad.

 La arcilla se puede aplicar seca, en polvo, (ciertas enfermedades de la piel); bajo la forma de barro y aplicada en cataplasmas frías o calientes según la región a cuidar y según la enfermedad. Puede ser también tomada disuelta en agua, por vía bucal. Su empleo está vivamente aconsejado durante el embarazo por aplicaciones en el bajo vientre cada noche. Con este método natural de protección y de prevención, la mujer encinta se aparta de eventuales complicaciones.

Es particularmente interesante notar la acción ejercida por la arcilla sobre la radioactividad (4):

“Sobre un organismo que ha sufrido los efectos de las radiaciones (radio o otra radioactividad), la arcilla actúa en un principio aumentando la radioactividad, después la absorbe. Protege pues, de alguna forma, todo organismo expuesto a radiaciones nucleares (esto ha sido observado de forma experimental y explicada), lo que es muy importante actualmente, donde cada uno de nosotros está expuesto, a pesar de esto a numerosas sustancias radioactivas- por no citar que el polvo radioactivo en la atmosfera,  que proviene de los ensayos atómicos. La arcilla ejerce una atracción eléctrica negativa hacia las partículas de carga positiva. Dado que la mayoría de toxinas del organismo están cargadas positivamente, ellas son atraídas irresistiblemente por la arcilla”. (5, 6,7)

No hay ninguna duda de que la arcilla es una fuente natural de energía vital. Los que viven en un entorno muy polucionado (o cargado de DOR)- y que no pueden por tanto utilizar el ORAC para absorber estas toxinas deberán tomar en consideración los poderes naturales de la arcilla y hacer uso de ellos. (8)

1)-REICH,W.:La biopathie du cáncer.Payot Paris,1076
3)-DEXTREIT,R.:L’argile qui guérit. Editions de la Revue Vivre en Hrmonie, Paris 1969
4)-ABEHSBERA,M.: The ealing clay. Swan House Publishing Co.,N.Y.,1977.
5)-REICH,W.: “ Die antinukleäre Strahlungswirkung der Kosmischen Orgon Energie”.
Internationale Zeitschrift für Orgonomie, 1: 2: 1951.
6)-HOPPE,W.: “Orgon Energie gegen Atom Energie”.I.Z.O.,1:3:1952
7)-HOPPE,W.: “Puede el radium o los rayos X combinarse con la terapia orgonica?” Folia Clínica Internacional, 1072,p.360.

No hay comentarios: