viernes, 15 de noviembre de 2013

MEDICINA ORGONÓMICA- EL CARÁCTER ESQUIZOFRÉNICO ( II )

Aquí  tenéis la continuación de la entrada registrada en el blog el dia 9 de Noviembre sobre el artículo publicado por el  el Dr. Frigola  en el número 25 de la revista bimensual GiroSalut.

....


Las personas con un carácter esquizofrénico están aterrorizadas de la gente de la calle porque son demasiado conscientes del odio y la rabia ( inconscientes) que ven en sus miradas y se sienten constantemente atacados: lo que no ven es que este odio ( social) está depositado, de forma muy segura, en la armadura o coraza caracterial de cada individuo: Reprimen las sensaciones pero están “vivos”, en contacto con la “salud”, aunque de forma distorsionada.

Entienden el “anhelo cósmico” del ser humano, pero a través de un misticismo considerable. Ante cualquier intento de acercamiento social por parte de alguien que intenta establecer un contacto emocional, “huyen” de los ojos y pierden el contacto con el ambiente. Los ojos tienen una expresión vacía, como si se perdieran en el espacio.

El carácter esquizofrénico no respira plenamente, ni siquiera la persona misma distingue entre su inspiración y su expiración; el movimiento del aire del tórax es mínimo. El tórax es blando o está muy contracturado.

Otra característica del carácter esquizofrénico es que el campo de energía alrededor del cuerpo (aura) es muy extenso y parece que no tiene límites. El aura o campo orgonómico gravitacional puede llegar hasta los 10 metros del propio cuerpo. Por esta razón, tampoco distingue entre lo que está ocurriendo dentro de su cuerpo de lo que está ocurriendo fuera de él. Es como si todo lo sintiera o viviera fuera de los límites de su propia piel.

Esta percepción que se origina desde cualquier lugar del campo energético hace que su cuerpo viva os acontecimientos desde varios enclaves de su ambiente. Este campo energético o aura es difuso, muy débil y su organismo físico o su cuerpo es incapaz de estar unido con ese nivel tan bajo de energía. Es como el caso del planeta Marte, donde la atmósfera es demasiado delgada y con menos gravedad para sostener las moléculas del aire, como hace el planeta tierra.

El carácter esquizofrénico tiene tendencia a la dispersión mental y emocional con una falta de cohesión en su vida privada.

Además el bloqueo ocular, posee un bloqueo en la garganta, con una voz baja y suave. Por esta razón los esquizofrénicos son gente muy tímida, que tienden a retirarse, que se alejan rápidamente frente a cualquier señal de acercamiento ya que ellos lo “viven” como un ataque. Son fácilmente asustadizos. Viven un mundo sin perspectiva, están en “otra parte”, dando la apariencia de estar colgados. Viven en un mundo lleno de distorsiones.

El carácter esquizofrénico puede presentarse socialmente como un voyeur, un adicto a Internet, un fanático del fútbol (hooligan), o un adicto a los “trips mentales”, con o sin sustancias adictivas o drogas. En este caso la mirada reemplaza parcial o totalmente a la sexualidad genital natural.

El voyerismo ocurre generalmente entre hombre, pero también las mujeres lo sufren y se excitan con catástrofes, accidentes o cualquier curiosidad malsana que implique escenas e intimidades de la vida privada de la jet-set que se muestran en algunas televisiones. A estos síntomas se añaden sensaciones de tener la cabeza como una piedra, con un sentimiento de debilidad y una expresión desagradable y enfadada. El carácter esquizofrénico es un carácter “místico”, del que hablaremos más adelante.
_________________________________________________________________________________

El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
 Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.
 www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com




No hay comentarios: