sábado, 9 de noviembre de 2013

LA MEDICINA ORGONÓMICA- EL CARÁCTER ESQUIZOFRÉNICO ( I )



 "Reich se alejó de los conceptos piscoanalitícos del instinto de muerte y de la necesidad masoquista de sufrir, sin dejar la psicología del yo, y  empezó a observar el cuerpo humano como una unidad funcional. Descubrió que había siete segmentos donde la energía podía ser bloqueada por la armadura." Carles Frigola. " Primeros auxilios emocionales"

En esta ocasión el Dr. Frigola nos presenta la estructura de carácter esquizofrénico. El siguiente artículo ha sido publicado en el número 25 de la revista bimensual GiroSalut.




LA MEDICINA ORGONÓMICA

EL CARÁCTER ESQUIZOFRÉNICO.

Dr. Carles Frigola

Es un carácter ocular puro con una represión de esta zona erógena (los ojos), lo que da lugar a las reacciones de pánico y a la fragmentación de la personalidad. En nuestra sociedad actual muy pocas personas han conseguido una integración total del segmento ocular: la mayoría de la población presenta un bloqueo ocular más o menos grave. La diferencia en intensidad o gravedad de éste se encuentra en el tiempo en que ocurrió el bloqueo ocular: en la esquizofrenia se da durante los primeros días de la vida del recién nacido, lo que da lugar a una completa retirada del mundo externo, una vuelta hacia la posición intrauterina. Estos cuadros tan graves de regresión se observan en los hospitales mentales.

En la neurosis el bloqueo ocurre más tarde, hacia los 3 o 4 años y también puede ocurrir incluso en la pubertad y es menos severo. Así pues, la antigüedad del bloqueo determinará las características de este tipo de carácter.

W. Reich encontró que el problema de la esquizofrenia era debido a tres factores: primero: a la rotura primigenia de la unidad del funcionamiento psicosomático del ser humano, es decir de la rotura de la unión entre la psique y el cuerpo, ya en las pocas semanas de vida del bebé. Segundo: a la distorsión de la percepción que se produce con esta rotura- de la que hablaremos más adelante- y tercero: a la reacción individual a ambos roturas o traumas.

Esto se observa en el carácter esquizofrénico: la persona tiene la expresión de la cara con una mirada lejana, casi en trance; parece que están en “otra parte”; un retardo al hablar; automatismos, incluso catalepsia. La desorientación, la perdida de concentración, la alteración del significado de las palabras o la disminución del interés por las cosas o por las personas son reacciones secundarias a este proceso de la rotura psicosomática. Las muecas o las estereotipias son en realidad intentos de auto-curación, para superar la severa contracción de su organismo.

En la esquizofrenia la sensación y la percepción se viven separadamente. Es decir, las sensaciones (sean frío, calor, placer, displacer, etc.) que son verdaderas no se perciben adecuadamente, lo que da lugar a una falsa interpretación de la realidad. La conciencia del yo depende del contraste entre la sensación de la excitación energética y el sentimiento subjetivo de esta excitación. Esta auto- percepción corporal y psíquica es la fuente de la conciencia humana, que en el caso de la esquizofrenia también se altera.


( Continúa…)

No hay comentarios: