jueves, 24 de octubre de 2013

LA MEDICINA ORGONÓMICA- EL CARÁCTER OBSESIVO ( II )

Continuación de la entrada publicada el 17 de Octubre  sobre  el artículo publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 24 de la revista bimensual GiroSalut. En este artículo nos habla sobre el carácter obsesivo.

. . .

El carácter obsesivo no se adapta bien a los cambios bruscos que la vida le da, ni a las nuevas situaciones sociales que van pareciendo. Gasta mucho tiempo en detalles mínimos y deja de lado los asuntos cruciales importantes. Sin embargo, por lo que respecta al dinero y a los demás objetos de valor, es cuidadoso en extremo, aunque no es absolutamente tacaño. En el mejor de los casos puede ser un gran coleccionista o un buen y excelente trabajador de banca. Se siente mejor en los trabajos de crítica que en las actividades creativas. Es buen alumno, pero un mal artista.

Funciona por mecanismos reactivos, como el hecho de coleccionar cosas o ser muy adquisitivo. En el aspecto emocional, la simpatía innata que tienen, es otro de sus rasgos de carácter, así como los sentimientos de culpa, que provienen de los impulsos anales sádicos que pueden llegar a ser en ocasiones hostiles y agresivos. No obstante, por miedo a perder el control emocional es generalmente incisivo, retrospectivo, dudoso y mentiroso. Pueden aparecer enfermedades físicas y psicosomáticas graves debidas al alto grado de energía que está contrarrestada por la vida tranquila que suelen llevar.

La genitalidad sana o la capacidad de amar incondicional a los demás solo pueden ser alcanzados en forma de agresión sádica. Pero pronto abandona esta agresión sádica por la agresión anal. Así sus fantasías inconscientes de amor a las  mujeres- o a los hombres, en el caso de mujeres obsesivas- son las de golpear, agredir o violar al objeto de amor. A veces suelta toda la carga de la represión acumulada: es decir, son brutales dando patadas y arañazos a todo el mundo y con estallidos de cólera repentina, Por lo demás el carácter obsesivo compensa estos sentimientos sádicos con sentimientos eróticos y estéticos que son más tolerables socialmente para salvar su propio narcisismo. El carácter obsesivo típico es como un adolescente modelo que después de descargar la rabia se deja invadir por los sentimientos de inferioridad y vacío y un imperioso deseo de empezar la vida de nuevo.

El carácter obsesivo tiene una tendencia a pensar como cavilando, dando vueltas a un asunto una y otra vez: una auténtica rumiación psíquica. Cuando una idea o un sentimiento han entrado en su cabeza, ya no hay fuera humana de sacarla de allí. Estas “cavilaciones” son, en realidad, aspectos reprimidos de ideas y sensaciones infantiles, sensaciones sexuales y masturbadoras que ahora aparecen disfrazadas en forma de cavilaciones.

Muy cuidadoso con el dinero y los objetos de valor, puede llegar incluso a ser avaro. El carácter obsesivo no es capaz de dejarse ir y abandonarse a los impulsos espontáneos, debe agarrarse a todo lo que toca. Como no puede permitirse ir al encuentro de los objetos, así que los objetos deben aproximarse a él: siempre los guarda y  los colecciona. Puede llegar a ser pedante, minucioso y extremadamente detallista.
Debido al miedo interno que tiene a “perder el control” y a expresar lo que verdaderamente siente, este carácter siempre es indeciso, dudando constantemente y desconfiando.

Aquí debemos distinguir entre el carácter obsesivo simple y puro del carácter obsesivo compulsivo más grave al que se le diagnostica el TOC (trastorno obsesivo-compulsivo).
Este carácter se parece más al carácter paranoico- que hemos señalado en un anterior número de GiroSalut- o el carácter esquizofrénico del que hablaremos en otro artículo y que por supuesto estos dos últimos caracteres son mucho más graves y difíciles de manejar y tratar terapéuticamente.


El Dr.Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres.
 Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clínica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91.
 www. Wilhelm-reich.org y en el blog: compartir-wilhelmreich.blogspot.com


No hay comentarios: