martes, 23 de abril de 2013

PRINCIPIOS DE BIOFÍSICA ORGÓNICA ( V )

Esta es la continuación de la entrada publicada en el blog el día 15 de Abril sobre el artículo editado en la revista Sciencies Orgonomiques , adaptación de un texto del Dr. Richard A. Blasband expuesto en la Cuarta Conferencia Internacional de Orgonomía, Munich (RFA), Junio 1984.

( Traducción del original en Francés )





Docteur Richard A.Blasband
Médicin orgonomiste et psychiatre, Stocktown, New Jersey
Membre du Collège Américain d'Orgonomie, New York
Responsable de la Commission pour la Recherche Scientifique du College Américain d'Orgonomie
Directeur des Laboratoires de Recherche Oranur, Rosemont, New Jersey.






 . . .


LA PULSACIÓN ORGONÓTICA

Otra propiedad fundamental de la energía orgónica es su pulsación espontánea, su excitabilidad y su luminación . Uno puede observar con prismáticos o con la ayuda de un telescopio el océano de energía orgónica, que se extiende sobre miles de metros sobre la tierra y alrededor del globo. Si uno mira en la dirección Norte-Sur, uno puede percibir alguna cosa que se mueve como una ola: es como aire vibrante que se desplaza sobre la superficie de la tierra. Es en particular encima de los picos montañosos y encima de la superficie del agua que el fenómeno es más visible y si la atmósfera es suficientemente despejada uno puede verlo donde quiera que esté. Es necesario observar en la dirección Norte-Sur porque el movimiento de la envoltura energética que rodea la tierra va de Oeste a Este. Cuando nosotros observamos de esta forma, nuestra mirada atraviesa el movimiento perpendicularmente y es de esta forma que se puede discernir mejor. Este movimiento de la energía alrededor del globo es en realidad la fuerza primaria que hacer girar la tierra sobre ella misma. Es un hecho conocido por la ciencia clásica que el movimiento de la atmosfera tiene una velocidad superior a la de la rotación de la tierra. La fuerza que provoca de este movimiento de la atmósfera es la energía orgónica. Es también la fuerza motriz de la rotación terrestre.

La pulsación es igualmente una característica del organismo humano: una alternancia continua de de expansión y de contracción. Podemos sentir esta pulsación durante el orgasmo, tomando nuestro pulso, escuchando los latidos de nuestro corazón; la pulsación cerebral y el movimiento peristáltico de los intestinos son otros ejemplos. Es posible objetivar esta pulsación. Reich pudo medir las pulsaciones de la energía utilizando un osciloscopio, un aparato para medir las impulsiones energéticas. Encontró que el hombre en estado normal tiene una pulsación natural de 16 a 200 pulsaciones por minuto. Conectado al suelo o a la atmósfera el aparato registraba una tasa de 900 a 1100 pulsaciones por minuto. Es igualmente posible notar la pulsación en la atmosfera mediante la recogida de las temperaturas varias veces durante el día. Uno notará que alrededor de media noche disminuye después desciende drásticamente y después se eleva de repente para finalmente aumentar normalmente et alcanzar su nivel habitual. En nuestro laboratorio hemos notado que el descenso drástico sucede repentinamente justo antes del alba y es al alba cuando hay un aumento repentino de la temperatura

Desde el punto de vista funcional, este fenómeno representaba una contracción del orgón terrestre cuyo movimiento se ralentiza poco a poco en el transcurso de la noche. Uno podría comparar este fenómeno con un animal listo a saltar: hay en principio una tensión extrema, después es la relajación. En nuestro caso es el alba que desencadena la relajación, esto se traduce en una carga repentina de la atmosfera mientras que en acumulador se obtiene un aumento de la temperatura. Se trata pues de un fenómeno de pulsación en la atmósfera en donde la diferencia de tempertura (Tº-T) es la medida objetiva.

Otra manifestación de la pulsación de la atmosfera es la presencia del “jet stream”, esta potente corriente atmosférica de alta altitud, bien distinta de las otras es extremadamente rápida. Atraviesa la atmosfera como la corriente del Golfo atraviesa el océano. Su trayecto alrededor del globo se efectúa bajo la forma de pulsaciones ondulantes. Esta corriente es de la más grande importancia para la formación de las condiciones atmosféricas, en el interior mismo de del envoltorio de energía orgónica terrestre que rodea el globo. El jet stream es en efecto una corriente de energía orgónica bien distinta.

( continúa . . .)

No hay comentarios: