domingo, 17 de marzo de 2013

PRINCIPIOS DE BIOFÍSICA ORGÓNICA ( II )

 Continuación de la entrada publicada el 10 de Marzo, correspondiente al artículo editado en la revista Sciencies Orgonomiques y es la adaptación de un texto expuesto en la Cuarta Conferencia Internacional de Orgonomía, Munich (RFA), Junio 1984.
( Traducción del original en  Francés )



Docteur Richard A.Blasband
Médicin orgonomiste et psychiatre, Stocktown, New Jersey
Membre du Collège Américain d'Orgonomie, New York
Responsable de la Commission pour la Recherche Scientifique du College Américain d'Orgonomie
Directeur des Laboratoires de Recherche Oranur, Rosemont, New Jersey.



. . .

En este punto, Reich estaba ya en condiciones de definir ciertas propiedades de la energia orgónica. Una de ellas era que la energía podía aparecer bajo diferentes formas, es decir bajo la forma de pequeños puntos luminosos en movimiento o de vapores violáceos. Decidió entonces construir una gran sala revestida de paredes metálicas, que llamó habitación de orgón. Se sentó en esta habitación oscura y cuando sus ojos se acostumbraron a la oscuridad, distinguió vapores azulados ondulando en la habitación. Más tarde, después de un cierto tiempo apercibió pequeños puntos luminosos, de color violáceo que se dilataban, venían hacia él, después desaparecían lentamente. Repitió este experimento y se dio cuenta que después de un buen rato, y solamente si la atmósfera estaba bastante pura y clara, podía percibir rayos, semejantes a relámpagos y formados por minúsculos puntos.

Reich había constatado que productos vivos, tales como el humus de la tierra, surgía una radiación azulada y que la misma radiación emanaba de los lugares en donde habían dormido animales. Estas observaciones junto con las precedentes le llevaron a concluir que el color dominante de la energía orgónica en el planeta era azul. Por ejemplo, en primavera las hojas y toda la vegetación reverdecen: el color verde es la mezcla del azul del orgón absorbido por la savia, de color amarillo, que empieza a circular. Uno puede también observar el azul del orgón contemplando el alto de una cadena de montañas o bien sobre la superficie de un lago rodeado de una vegetación densa: la atmosfera vibra de un brillo azulado. Cualquiera puede constatar estos fenómenos.

Por sus observaciones, Reich descubrió el movimiento de la energía orgónica y la observó en particular encima del lago de Rangeley, en Maine, donde él vivía. Yo he tenido la suerte de mirar a través del telescopio que Reich mismo utilizó, sobre el lugar donde él observó el fenómeno: era una cosa sensacional. Era cómo olas oceánicas en la atmosfera, rutilantes de todos los colores. Era terriblemente vivo, uno tenia esta impresión, yo diría incluso que fue sorprendente. Era una manifestación objetiva de la energía vital.

. . .

No hay comentarios: