jueves, 17 de enero de 2013

MEDICINA ORGONÓMICA - EL CARÁCTER FÁLICO ( II )

Continuación de la entrada editada en el blog el dia 10 de Enero correspondiente el artículo publicado por el Dr. Carles Frigola en el nº 19 de la revista bimensual GiroSalut. Tal como indica al principio de su artículo es la descripción de una de las estructuras de carácter establecidas por W. Reich, en este caso trata sobre la estructura del carácter fálico.

(...continuación)

No le gusta ser un subordinado, a menos que él, al mismo tiempo, pueda mandar y dirigir a los demás. Desde el punto de vista sexual los hombres fálicos son potentes en la erección, pero impotentes en el orgasmo, lo cual da pie a que a veces menosprecien a las mujeres. Puede existir un potencial homosexual debido precisamente a esta impotencia orgástica.

Socialmente el carácter fálico puede variar desde el hombre y la mujer sanos, el deportista, el hombre de negocios, el atleta, el actor, hasta aspectos más enfermizos como sujetos psicópatas, paranoicos, drogadictos o delincuentes, dependiendo de la intensidad de los bloqueos infantiles.

En el caso de las mujeres, las estructuras fálicas también poseen un alto grado de autoconfianza, vigor físico y belleza natural, pero también pueden derivar hacia una sexualidad exclusivamente clitoridiana y en el lesbianismo activo. Algunas toman venganza hacia los hombre, castrándolos, y haciéndolos impotentes. La mujer fálico narcisista compite con el hombre que quiere y trata constantemente de “tomarle las medidas”. Un rasgo característico es provocar al hombre hacia una unión sexual (o intelectual) y entonces burlarse de él por ser incapaz de satisfacerla o de no estar a su altura.

Aún así, detrás de esta fachada agresiva se encuentra una persona débil, dependiente y tímida. La coraza es más marcada en el pecho, diafragma y piernas y muy fuerte en los hombros. Si es un fálico insatisfecho puede dar lugar a conductas tipo “Don Juan”, es decir promiscuas y si es un fálico reprimido, tiende a ser normalmente rígido ascético y partidario de una sexualidad puritana.

En otra ocasión dijimos que el estadio fálico sirve al niño para acercarse progresivamente al estadio genital. El carácter fálico ha estado severamente frustrado y decepcionado por el padre del sexo opuesto, alrededor de los cuatro años. Es decir la madre empuja “contra las cuerdas” las expresiones fálicas y narcisistas de hijo, lo cual equivale a un ataque de castración.

Por esto es niño empieza a sentir “venganza” hacia ella, lo que hace que produzca en su carácter una actitud y expresión de dureza. El fálico se identificará así con el padre del sexo opuesto, el cual es al mismo tiempo, en este caso, el padre frustrante. En otras palabras, se identifica con él para poder sobrevivir. Como dice el refrán popular “si no puedes ganarle, únete a él”. En la mujer el padre es la figura dominante.

Pero, en el fondo la actitud fálica es una defensa contra un profundo sentimiento de amor original reprimido que tuvo hacia la madre o el padre, que es precisamente la que la ha frustrado y decepcionado en su exhibicionismo fálico. Así pues, cuanto más cerca se encuentre el fálico narcisista de la personalidad adulta, menos compleja es su estructura y más fácil que se le pueda ayudar en el tratamiento del análisis del carácter y la orgonomía.

Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres. Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clinica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91. WWW. Wilhelm.reich.org y en elblog compartir-wilhelmreich.blogspot.com



No hay comentarios: