jueves, 4 de octubre de 2012

MASAJE PARA BEBÉS.

Ampliación de la información sobre la técnica de masajes para bebés desarrollada por la Dr. Eva Reich a través del artículo de Erik  Schjoren.
Podeis acceder al video en la entrada publicada el 11 de mayo o buscando en la etiqueta vídeos:
 http://compartir-wilhelmreich.blogspot.com.es/search/label/Videos





Masaje para bebés


Gentle Bioenergetics


Las enfermedades son manifestaciones de los bloqueos energéticos de nuestro sistema. En una persona adulta la energía no suele circular libremente, ya que el gran numero de experiencias vividas desde la infancia se van depositando en las vias de circulación energéticas y van cerrando caminos, desviando su curso o bien condicionandolos.

Los recien nacidos, que llegan de un medio perfecto, seguro, autónomo, pulsátil, fluio y calentito, tenderán a querer preservar esta harmonía ya sentida y experimentada y llorarán para conseguir la atención y el cuidado de la madre o del padre.

En nuestra sociedad, el adulto, alejado de su propio ritmo interno, no sabe que puede dar continuidad al flujo de energía vital de su cría preservando su salud y su fuerza emocional.

Hacerlo mediante el masaje para bebés Gentle Bioenergetics proporciona una oportunidad al adulto de reconectarse con su propio flujo, así como de ofrecer a su hijo/hija más autonomía y libertad, más resistencia y, en definitiva, ser un ser humano más regulado y libre de futuras patologías.

Esta técnica de masaje fue desarrollada por la Dra. Eva Reich en Estados Unidos entre 1951 y 1952 mientras trabajaba en la unidad de bebés prematuros del Harlem Hospital consiguiendo subir, espectacularmente, la expectativa de vida de estos bebés.

La Dra. Eva Reich, en su trabajo, descubrió que los bebés aun cuando son reactivos a los traumas soportados, son seres humanos sin una coraza instaurada. No son perfectos, pero son tan flexibles y tan delicados que es relativamente fácil revertir los procesos de acorazamiento. En sus propias palabras, es una prevención de la neurosis desde el nacimiento.

Los principios de trabajo de esta técnica están enfocados a observar y respetar las necesidades del bebé y de la madre, trabajando según el flujo de la energía vital y mediante un tacto tan suave como el de las alas de una mariposa. Es fácil de aprender, no requiere del uso de aceites ni de pasos complicados de recordar pero si de la presencia y conexión del que da el masaje.


¿Por qué es importante un libre flujo de la energía vital en el cuerpo del recién nacido?




Por ejemplo, en la experiencia de un parto traumático (cesárea, bebé prematuro, parto provocado, administración de anestésicos, fórceps, vuelta de cordón, ventosa,…) al igual que cuando recibimos un «shock» o traumatismo, nuestro cuerpo y nuestra energía vital se contraen. Mediante un tacto cálido, tierno y suave, con la presencia consciente del que da el masaje y siguiendo las leyes del fluir de la energía vital es posible restablecer el flujo, permitiendo al bebé conectarse de forma flexible, sana y sin violencia con el mundo extrauterino.

De la misma manera, la madre puede crear un espacio físico y emocional que facilita la relación y el vínculo con su bebé. Podrá crear un espacio de escucha para poder sentir y entender las necesidades de ambos, «reconectando» así con su esencia y sabiduría femenina.

Erik Schjøren
                                            

No hay comentarios: