sábado, 30 de junio de 2012

EL CARACTER SANO Y AUTORREGULADO

En esta ocasión el  Dr. Carlos Frigola nos habla en su artículo sobre los rasgos que definen el caracter sano y autorregulado. El artículo está publicado en el nº 17 de la revista bimensual GiroSalut








LA MEDICINA ORGONÓMICA

EL CARÁCTER SANO Y AUTORREGULADO

Dr. Carles Frigola


El carácter sano y autorregulado cumple plenamente los criterios de salud física y psíquica, ya que el individuo ha madurado su personalidad, tanto en el aspecto psicoafectivo como sexual. Está satisfecho de sí mismo, ya que puede expresarse en todos y cada uno de los momentos de su vida. Está libre de síntomas neuróticos y psicosomáticos. Ha conseguido la cima del desarrollo humano.

Este es un concepto ideal de carácter, difícil de encontrar en la sociedad en que vivimos. Pero el hombre y la mujer funcionalmente sanos y autorregulados si que existen, y se presentan en un amplio abanico de manifestaciones caracterológicas. Al comparar los caracteres sanos con los  neuróticos- que describiremos a continuación en otros artículos de Girosalut- W. Reich observó que en los primeros, el amor, el trabajo y el conocimiento estaban en armonía y que la sexualidad no estaba asociada a la ansiedad. El carácter neurótico al contrario padece bloqueos emocionales cada vez más grandes y más acuciantes.

La fuerte agresividad sana del carácter sano, está al servicio del yo y se basa en objetivos racionales y no en sí misma. Sabe disfrutar plenamente de la vida, ya que el yo y el superyó están en armonía.

No necesita demostrar nada ni imitar a nadie y es incapaz de aprovecharse de cualquier persona. En su caso no existen ni sentimientos de culpa ni de inferioridad. La coraza necesaria para poder ir por la vida, ni es rígida ni definitiva (crónica), todo lo contrario, es desmontable y está al servicio del yo.

En el carácter sano y autorregulado, todas las sensaciones corporales, sentimientos y afectos son naturales; su organismo dispone de un repertorio emocional envidiable. Desde la alegría más desbordante a la pena más profunda. Desde el amor al odio; capaz de tolerar desde lo más placentero hasta lo más doloroso. Ya que ha logrado el estadio adulto de la personalidad y posee una economía sexual y emocional ordenada; sus rasgos de carácter son: la fuerza y la entrega; toda la energía de su organismo está al servicio de la personalidad.

El carácter sano utiliza la energía directamente para finalidades racionales, para las expresiones artísticas, culturales y deportivas y para la descarga orgástica con la persona que ama. Esta potencia orgástica (que no se ha de confundir con el orgasmo clitoridiano o la eyaculación masculina) le da una fuerza interior y una gran seguridad, autoestima y confianza; una actitud general de autoafirmación.

El carácter sano y autorregulado cree en la moral, pero no es moralista y se responsabiliza de todos sus actos. Sabe distinguir perfectamente entre la libertad y al libertinaje. Tanto la promiscuidad como el ascetismo le parecen absurdos. Su monogamia es espontánea, ya que puede dar rienda suelta con él/ella a todos su sentimientos, y no porque “ha de hacerlo”, porque esta casado/casada o por “imperativos sociales”.

( Continua...)


sábado, 23 de junio de 2012

TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD ( ...continuación)

Continuación de la entrada publicada  en el blog el 13 de junio sobre el articulo del Dr. Carlos Frigola, publicado en el nº 16 de la revista bimensual GiroSalut., sobre la formación de la armadura y su relación con el carácter.

...

El diagnóstico de la estructura del carácter se determina por lo que Wilhelm Reich llamó la alarma roja, que es la manera en la cual el paciente siempre reaccionará delante de cualquier avance en la terapia. Por ejemplo, la alarma roja del carácter histérico es la timidez. Dado que son tímidos, los histéricos siempre huyen, incluso de la misma terapia, sobretodo cuando las emociones que les hace sentir el terapeuta son muy intensas.
El carácter fálico evita la ansiedad mediante la agresividad y son pacientes inclinados a boicotear la terapia si se les permite.

Los depresivos son incapaces de expresar la rabia que sienten. Se les ha de empujar a ser agresivos y a tomar decisiones. En ellos domina la pena y la culpa, localizadas estas en el segmento torácico.

El pasivo-femenino es como una serpiente al acecho detrás de una fachada exterior que es agradable y cooperativa. Se ha de favorecer la agresión para que surja el odio y el rencor que hay detrás de esta actitud complaciente.

El compulsivo es cauteloso, muy armado muscularmente y siempre ambivalente. Se han de movilizar sus dudas para que salga su odio ácido y caustico.

El carácter masoquista se ha de conducir hacia el sadismo del cual ha surgido y hacerlo "explotar" en el diván.

El carácter esquizofrénico siempre es vergonzoso, a pesar de que actúa de forma osada y detestable. Se le ha de movilizar el segmento ocular, lo cual provocará una gran cantidad de ansiedad y miedo.

Vamos a describir cada una de estas personalidades, en particular la función perceptiva de la coraza en los diferentes trastornos del carácter.

El aparato perceptivo es la suma total de las manifestaciones psíquicas en la estructura biofísica (corporal) de cada individuo. Cada tipo de carácter posee un trastorno específico de su aparato perceptivo. Es decir, cada persona se ve a sí misma y ve el mundo de acuerdo con la estructura de su propio carácter.

Hemos de señalar que la organización básica del ser humano empieza en el mismo momento de la concepción y se completa hacia los cinco años. Al fin y al cabo, el desarrollo cognitivo y la aparición de la conciencia individual se completa con la llegada de la primacía genital (cuando el niño y la niña ya se reconocen como lo que son) y de la conciencia individual, que aparece alrededor de los cinco años. Cuando el progreso hacia la genitalidad queda impedido, el bloqueo de la energía de la zona erógena (ocular, oral, anal, fálica o genital) produce una distorsión perceptiva específica que está en relación con ella misma. Por decirlo de otra manera la persona queda atrapada a medio camino.

Fue precisamente Wilhelm Reich quien interrelacionó la estructura psíquica y corporal del individuo con la teoría del carácter. Por ejemplo en el carácter histérico, la distorsión perceptiva está al servicio de la retirada (huida) ante las emociones fuertes. El fálico maneja sus conflictos mediante el uso exclusivo de la proyección, la cual está al servicio de su estructura fálica la cual hará aumentar aún más su narcisismo. En el carácter esquizofrénico, el proceso de separación (splitting) se produce a nivel ocular desde el mismo nacimiento y, en este sentido, pertenece al carácter ocular, pero se diferencia del carácter paranoico en que estructuralmente es un carácter fálico. En términos prácticos el bloqueo ocular de la esquizofrenia ha tenido lugar en la etapa intrauterina o durante las tres primeras semanas de vida. En la paranoia, el bloqueo es más tardío (3 o 4 años) y es debido al miedo a la visión periférica que se experimenta como sospecha. El aparato perceptivo del maniacodepresivo (bipolar) se manifiesta mediante un yo débil heredado de una etapa oral, pero, expresado en una estructura fálica.

Con la investigación de la función perceptiva, Reich demostró que la coraza (armadura) produce unas distorsiones concretas que darán lugar a la estructura del carácter, aunque ésta no será definitiva hasta el final de la adolescencia. En los próximos artículos las iremos describiendo detalladamente.

Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres. Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clinica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91. WWW. Wilhelm.reich.org y en elblog compartir-wilhelmreich.blogspot.com








miércoles, 13 de junio de 2012

TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD

En esta entrada encontrareis un nuevo articulo del Dr. Carlos Frigola, publicado en el nº 16 de la revista bimensual GiroSalut., sobre la formación de la armadura y su relación con el carácter.




LA MEDICINA ORGONÓMICA

TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD

Dr. Carles Frigola

La función básica del carácter es la construcción de una coraza (armadura) contra los estímulos que provienen del mundo exterior y contra los impulsos internos. La forma que tomará el carácter de cada persona dependerá del grado de la coraza existente en las zonas erógenas (ocular, oral, anal, fálica y genital) donde ha quedado bloqueada la mayor parte de la energía sexual.
Una primera descripción de las estructuras del carácter sería la siguiente:

Carácter fálico-narcisista. Es un individuo esencialmente controlado pero agresivo, provocativo y seguro de sí mismo. Se anticipa a cualquier ataque, siendo él el primero en atacar. Sus sentimientos no están al servicio del amor, al contrario, son un instrumento de agresión y venganza.

Carácter pasivo-femenino. Es un hombre que evita la agresión conteniéndose y refrenándose. Tiene el origen en una excesiva severidad por parte del padre, lo que provoca en el hijo la represión de los sentimientos de hostilidad hacia él, o bien la sublimación mediante una actitud femenina y sumisa.

Carácter histérico. Tiene una escasa tendencia a las actividades intelectuales y a la sublimación y siempre se presenta con una evidente conducta sexual. La coraza de este carácter está menos solidificada que la de los demás, el andar es suave y la expresión facial es provocadora.

Carácter compulsivo. Posee una preocupación excesiva por el orden: todo ha de seguir un programa preconcebido, esencialmente controlado. En la parodia lo encontraríamos como el coleccionista o el avaro.

Carácter masoquista. Los rasgos de este carácter son una tendencia constante a perjudicarse (masoquismo moral) y una compulsión a torturar a los demás, lo cual hace padecer a la misma persona y al objeto de amor.

Carácter esquizofrénico. Son gente muy vergonzosa y solitaria que tienen miedo y pánico de relacionarse, a pesar de que intelectualmente pueden ser brillantes e inteligentes.

BLOQUEOS DE LA ENERGIA SEXUAL

Los bloqueos de la energía sexual que se producen en las diferentes zonas erógenas, pueden ser de dos tipos: reprimidos o insatisfechos. Los síntomas que derivaran afectaran a la personalidad global. El bloqueo específico de la zona erógena determinará el tipo de carácter. El cuadro de esta página ilustra los diferentes rasgos del carácter según los estadios de desarrollo sexual.

Rasgos de carácter según los estadios del desarrollo libidinal.


La coraza es más completa en los estadios reprimidos. En los insatisfechos, el impulso sexual llega al estadio en cuestión, pero, como la carga es insuficiente para satisfacer las demandas instintivas del niño/a, el impulso trata desesperada y repetidamente de salir y expresarse.

(Continúa…)



sábado, 9 de junio de 2012

ANALISIS BIO-ENERGETICO DE LA SANGRE EN VIVO

En Norteamérica Reich, empezó a estudiar la sangre “viva” al microscopio. De hecho es la parte más dinámica del cuerpo humano: cada componente, tanto celular como su disolvente (el plasma) están renovándose constantemente.

¿Cómo funciona? ¿Qué se analiza? A continuación tenéis una información que os orientará sobre estos aspectos en la realización del  test sanguineo de  W.Reich.


 


ANALISIS BIO-ENERGETICO DE LA SANGRE EN VIVO


¿Cómo funciona? Se realiza a partir de una gota de sangre del dedo. Con una técnica orgonómica, la sangre “viva” del paciente se observa al microscopio y de este, a una cámara de video y a un monitor de tv donde el propio paciente puede observar, junto a su médico, el “estado de salud” de su propia sangre. Se obtiene un diagnóstico y se diseña un tratamiento personalizado.

¿Qué se analiza? La carga bio-energética de las células de la sangre: su tamaño, su forma, su “aura”, su pulsación y su estado de salud integral. Se mide el grado de contaminación de la sangre por energías electromagnéticas (ordenadores, microondas, telefonía móvil, fluorescentes, rayos X, etc.) y por otras formas de contaminación (alimentos, alergias, tóxicos, etc.)

La información total que se obtiene nos señala la disposición de la persona a desarrollar biopatías y otras enfermedades.

El análisis bio-energético de la sangre de la sangre de W. Reich es un análisis preventivo para la detección precoz de la toxicidad, la debilidad el organismo, la auto-inmunidad y el pre-cáncer, a través de la auto-fluorescencia de los hematíes y leucocitos en “vivo”.