lunes, 9 de abril de 2012

EL ORANUR, EL DOR Y LA FORMACIÓN DE LOS DESIERTOS ( II )

Continuación de la entrada publicada en el blog  el 27 de marzo correspondiente a la adaptación de un texto presentado en la Quatrième Conferénce Internationale d'Orgonomie, Munich (RFA), junio 1984. El articulo trata sobre el DOR , el Oranur y el Cloudbuster. El artículo fué publicado por el Doctor Richard A. Blasband en la revista de Sciencies Orgonomiques 1r. Año nº4- 1986.
. . .

LA FORMACION DE LOS DESIERTOS

En este mismo periodo, observando las manifestaciones de DOR, Reich descubrió lo que llamó substancias pre-atómicas. Una de entre ellas era el MELANOR, es decir, orgón negro. El melanor es una substancia negruzca, Reich descubrió sobre la piedra en que estaba hecho su laboratorio, que esta substancia se amontonaba. El melanor es el Dor bajo la forma de masa. Reich hizo el descubrimiento de esta forma: se levantó una mañana con una sensación febril, terriblemente irritado (sabía que estaba en presencia de una reacción muy inquietante) cuando se dio cuenta de que las paredes de la chimenea construida en piedra, viraban hacia el negro (esta variación de color se producía prácticamente ante sus ojos). La piedra tenía profundos huecos y una substancia negruzca se formaba en su interior. Analizó la substancia y encontró que era muy corrosiva, tóxica y ávida de oxígeno. Ella aspiraba la humedad de la roca y de la piedra. A partir de estos datos, Reich avanzó la hipótesis de que bien podría ser de esta forma como se formaban los desiertos, es decir: Nubes Dor infestan ciertos lugares del globo, el melanor se forma, se deposita sobre las rocas y las roe, y al final, lo que era una tierra rica se transforma en un desierto.



LA EXPEDICIÓN OROP

Con esta idea en la cabeza, Reich se lanzó a una expedición en Arizona (suroeste de los Estados Unidos), provisto de: dos cloudbusters, un pequeño laboratorio móvil y acompañado de algunos asistentes. Allí permaneció tres meses de invierno y fue capaz – gracias a sus operaciones de “cloudbusting”- de elevar la humedad en proporciones muy altas, lo que fue suficiente para hacer crecer un prado en donde la hierba alcanzó los 60 centímetros y esto, en una zona en la que no había prácticamente más que arena. Con el “rompedor de nubes” (CB), Reich suprimió el DOR de una parte y trajo la humedad del golfo de Méjico por otra parte.1

En el curso de esta expedición en Arizona, Reich utilizó el radio, que utilizó durante el experimento “oranur”, conjuntamente con los cloudbusters. Este radio había sufrido una transformación por su contacto con la energía orgónica, es decir: ya no proporcionaba efectos mortales en los ratones, cuando se los ponía cerca de él, incluso si el contador Geiger registraba aún una muy fuerte radioactividad. Es como si el radio hubiera perdido sus efectos biológicos nefastos bajo el efecto de la energía orgónica concentrada en el ORAC2, Reich llamó a esta sustancia ORUR. Pasó muchas veces la caja que contenía el orur por encima del extremo de los tubos del cloudbuster como para irradiarlos: los efectos sobre el cielo fueron inmediatos. El cielo que era de un gris pálido, color de acero, a causa del Dor, en algunos minutos viró a un azul luminoso.



LAS CONSECUENCIAS DE ORANUR

En estos últimos años muchos efectos oranur se han producido un poco por todo el mundo. He aquí las consecuencias más importantes.

1) La frecuencia y la persistencia de la sequia, provoca la aceleración de la formación de los desiertos sobre el planeta, este fenómeno se intensifica. Sobre la Costa Este de los Estados Unidos, hubó en los años 60 una sequía muy fuerte y estamos convencidos que si no hubiéramos ido con nuestras operaciones de cloudbusting esta sequía habría continuado durante varios meses, lo que habría provocado un proceso de desertización puesto que las reservas de agua se estaban secando, el terreno se convertía en terriblemente árido y los árboles morían. Pensamos que gracias a nuestras operaciones de control atmosférico, pudimos parar la sequia. Pero el peligro de desertificación persiste puesto que la sequía reaparece regularmente. Como ya sabéis todos la atmosfera no es ya la que era: se ha vuelto caprichosa e “irritable”, es el tipo de atmosfera que se puede observar cuando se produce una reacción oranur. No son únicamente las substancias nucleares las que provocan la reacción oranur sino también los rayos X, las radiaciones electro-magnéticas y todas las otras energías “secundarias”. La atmósfera reacciona como si tuviera fiebre, como si estuviera sobreexcitada, lo que activa las reacciones típicas de los procesos de desertificación, es decir un frio riguroso seguido de un calor excesivo, de lluvias abundantes seguidas de periodos de sequía, y, todo vuelve a empezar en este orden. La razón es: una pérdida gradual de energía orgónica en el planeta. Sin energía orgónica que es a la vez el medio y el agente regulador de la atmósfera, esta no podrá ser equilibrada; sus reacciones que deberían realizarse de una forma natural y gradual dejan sitio a reacciones brutales desequilibradas.

Estos 25 últimos años el tiempo ha estado marcado por extremos muy violentos. Todos los registros fueron superados, ya sea por el frio, el calor, la cantidad de nieve, las inundaciones, los tornados (ya sea que se trate de número o intensidad). Estos registros han sido registrados en particular en los Estados Unidos en el curso del año 1983. Prácticamente todos los países del mundo se han visto afectados por la sequía que ha sido una verdadera calamidad. Estudios recientes han revelado la importante pérdida de visibilidad atmosférica en la mayor parte de las regiones del Noreste de los Estados Unidos. La llamada bruma se ha vuelto tan espesa en ciertas ciudades que las temperaturas estivales han bajado algunos grados, puesto que los rayos del sol tienen dificultad para atravesar la capa atmosférica. La pérdida de visibilidad es tan espectacular que no se puede ver más que a 12 millas en las zonas urbanas y 14 millas en las zonas rurales. De 1952 a 1972 la visibilidad en las grandes ciudades durante todo el año se ha reducido a un 40%. Se detectó una nube, llamada “aire sucio” (dirty air), suspendida por encima de la Costa Oriental de los Estados Unidos yendo de Maine a Cuba, que es resistente a todas las condiciones meteorológicas a excepción de las tormentas más violentas. Estos datos están basados en un registro del Departamento de Salud de los Estados Unidos que declara también que muy probablemente este “aire sucio” se mantiene en suspensión por los efectos electromagnéticos o electroestáticos. Estoy seguro que todos habéis leído sobre los daños y perjuicios ocasionados por las lluvias ácidas sobre una gran parte del este de los Estados Unidos; se ha convertido en un problema muy serio.

. . .

(1) Durante estas operaciones de descontaminación de Dor atmosférico, ocurrió un hecho importante de señalar: un contacto con objetos volantes no identificados (OVNI). Se trataba de discos luminosos que aparecían en el horizonte y luego desaparecían; otras veces se presentaban como estrellas fijas. Reich tomó entonces fotos del cielo nocturno, y pudo observar las diferencias en las líneas dejadas en las fotos por las llamadas estrellas. Concluyó que ciertas de estas llamadas estrellas no eran en realidad estrellas sino naves espaciales, y aparecían de tanto en tanto, principalmente cuando Reich había terminado su operación de descontaminación Dor atmosférica. Después de lo cual la atmosfera se llenaba nuevamente de Dor. Reich concluyó que estos objetos volantes liberaban bajo la forma de Dor, la energía orgónica atmosférica que utilizaban como medio de propulsión.

(2)NDRL: Ver Sciencies Orgonómiques, nº 2, página 4 ( nota)

(3)NDLR: 1 milla=1,609 km.

No hay comentarios: