jueves, 3 de noviembre de 2011

MEDICINA ORGONOMICA. LA ESTRUCTURA DEL CARACTER ( V )

En esta entrada encontrareis un nuevo articulo del Dr. Carlos Frigola, publicado en el nº 13 de la revista bimensual GiroSalut.


MEDICINA ORGONOMICA


LA ESTRUCTURA DEL CARÁCTER (V)

EL SEGMENTO DIAFRAGMATICO

Dr. Carlos Frigola



Wilhelm Reich descubrió que en el cuerpo humano existen 7 segmentos en donde la energía sexual podía bloquearse: El ocular, el oral, el cervical, el torácico, el diafragmático, el abdominal y el pélvico.

El diafragma divide el cuerpo humano en dos mitades, la parte superior y la inferior. El flujo de la energía libidinal puede subir hacia arriba, hacia el segmento ocular o oral o bajar hacia el segmento pélvico. Por ejemplo, el contenido del estómago puede dirigirse hacia arriba (nauseas, vómito) o bien hacia abajo en el proceso de la digestión.

Incluye el músculo diafragmático que se inserta entre el estomago anterior, las costillas inferiores a cada lado y la primera y segunda vertebra lumbar posterior. El segmento diafragmático contiene, además, el estomago, el plexo solar, el hígado, el bazo, el duodeno, los riñones, la vesícula biliar y el páncreas.

Desde el punto de vista fisiológico el diafragma sirve para expulsar, bien sea estornudando, tosiendo, llorando, riendo, vomitando, excretando heces u orina y expulsando el feto desde el útero en el proceso del parto. Todos estos actos pueden ser experimentados como placenteros o desagradables, dependiendo del grado de l armadura en el segmento diafragmático.

El vómito puede ser también una expresión fisiológica de disgusto (¡No lo puedo digerir!). A nivel profundo la descarga del diafragma puede estar relacionada con diarrea o con la ira explosiva en el nivel anal, cuando la persona vuelve a niveles infantiles del desarrollo psicosexual.

El significado que el segmento diafragmático tiene en el proceso terapéutico orgonómico es el siguiente. Cuando los segmentos superiores (ocular, oral, cervical, i torácico, que hemos descrito en otros artículos) se han liberado de la armadura dejamos el reino de las palabras que utilizamos normalmente en el diván para analizar las emociones y entramos en el dominio del funcionamiento biológico de la energía orgonica. Es difícil describir con palabras el momento en que el paciente, ya sin armadura desde la cabeza hasta el diafragma, respira plenamente y con libertad en el diván. Lo que pasa es que una serie de ondas de sensación agradable se mueven hacia la pelvis. El abdomen superior se repliega y el torso superior se aproxima a la pelvis, mientras que la cabeza y el cuello retroceden en una postura de abandonarse y dejarse ir completamente. Las mejores palabras para describir este reflejo del orgasmo que aparece en la terapia orgonómica en este momento serian la de la entrega total o la renuncia.

El síntoma asociado a la armadura diafragmática es la nausea que aparece precisamente cuando se libera este segmento. De hecho, en los pacientes que no perciben este reflejo biológico en la terapia indican que hay alguna cosa profunda que han tenido que reprimir en su organismo: la tolerancia a la excitación sexual.

Cuando el diafragma esta en situación de no-armadura o desarmado y la expiración es completa, entonces y sólo entonces la excitación sexual puede ser tolerada. Al revés, si el diafragma está con armadura, el flujo sexual es detenido, pero la tensión y la irritabilidad sexual reflejas aparecen en forma de profunda ansiedad. Podríamos afirmar que el diafragma juega un importante papel de árbitro, creando un equilibrio entre la ansiedad y la sexualidad.

Además, el diafragma está asociado al plexo solar, que pertenece al sistema neuro-vejetativo simpático. El diafragma puede descargar una gran cantidad de energía (emocional), pero es también capaz de bloquear la misma cantidad de energía que habría de ser descargada cuando precisamente este, se contrae. Resumiendo, diremos que el diafragma puede ser un liberador o un inhibidor de la energía libidinal que fluye hacia los segmentos inferiores: el abdominal y el pélvico. El bloqueo diafragmático produce multitud de síntomas nerviosos en el estomago con una incapacidad de vomitar, además de la úlcera péptica, enfermedades del hígado, diabetes y multitud de enfermedades psicosomáticas.

Así el diafragma sirve para constreñir la ira profunda y limitar el llanto hasta un nivel tolerable. Sirve para regular la circulación de la energía orgónica de forma que la persona pueda percibir o tolerar las sensaciones agradables en las regiones inferiores (abdomen y pelvis) del cuerpo cuando el tórax respira total y libremente.



Carlos Frigola es psiquiatra, psicoanalista. Premio Pascual y Prats del Colegio de Médicos y de la Agrupación de Ciencias Médicas de Gerona. Dip. Tavistok Clínic y Institute of Human Relations. Londres. Director de la Fundación Wilhelm Reich. Miembro del American College of Orgonomy. Autor de diversos libros. Trabaja en la Clinica de Medicina Orgonómica de Creixell. Borrassá. Tel. 972 50 62 91. WWW. Wilhelm.reich.org y en el blog compartir-wilhelmreich.blogspot.com


No hay comentarios: